Marcos Vizcarra
Agencia Reforma

CULIACÁN, Sinaloa.- Expertos de la Fundación de Antropología Forense de Guatemala podrían intervenir en la búsqueda de personas desaparecidas en México.
Para poner sobre la mesa esta propuesta de colaboración en las entidades del país, la Comisión Nacional de Búsqueda comenzó a reunirse con colectivos, comisiones estatales y fiscalías.
Karla Quintana, Comisionada Nacional de Búsqueda, explicó que el proyecto es paralelo al del Mecanismo Extraordinario de Identificación Forense, basándose en apoyo profesional a las fiscalías locales, a través de la Fundación de Antropología Forense de Guatemala.
«Es una institución muy reconocida a nivel mundial en tema de Antropología Forense, que ya está colaborando con la Comisión Nacional de Búsqueda y venimos a hacer la propuesta respetuosa», explicó.
«(Se trata) de apoyar, no necesariamente de hacer el trabajo. Lo que queremos hacer es resolver necesidades nacionales, que nos ayuden a cubrir las necesidades en Sinaloa y en otros estados, independientemente del Mecanismo de Identificación Extraordinario, el cual es para hacer intervenciones directas para fines específicos».
El apoyo de los expertos guatemaltecos, explicó la funcionaria, consiste en respaldar a las fiscalías y a los colectivos de búsqueda en la identificación forense y en la capacitación a ministerios públicos e investigadores.
«La necesidad que tenemos hoy en día es la de formar los cuadros, porque sabemos que la crisis forense lamentablemente va a tardar años en que la combatamos», expresó.
El proyecto, precisó, aún está bajo la aprobación de las entidades y los colectivos; sin embargo, podría entrar en funciones a partir de este año.

El caso Sinaloa
Uno de los ofrecimientos de ayuda se realizó en Sinaloa, donde se tiene registro que desde 2010 a 2019 se desenterraron 547 cuerpos u osamentas en 229 hallazgos de fosas clandestinas, de acuerdo con datos obtenidos vía solicitud de información.
En esta entidad se han organizado 13 colectivos de búsqueda encabezados por familiares de personas desaparecidas, que han mantenido una exigencia para la mejora en la identificación forense.
De acuerdo con María Isabel Cruz Bernal, líder del colectivo Sabuesos Guerreras, la propuesta se hizo de forma particular a cada una de las organizaciones.
«Ya van a entrar los peritos forenses de Guatemala y me pidieron que me pusiera de acuerdo con la Fiscalía sobre cuáles son los restos que quiero que se identifiquen, para ver si pueden sacarle ADN y entre ellos pueda encontrar a Yosimar», indicó.
La activista busca a su hijo Yosimar García, quien desapareció desde enero de 2017.