Sergio Alonso Méndez

La Noticia:

Ruta por Iowa junto al candidato rompedor de la carrera presidencial, un joven político de aire ‘obamaniano’ al alza en los sondeos… (elpais.com).

Comentario:

No deberemos sorprendernos si Pete Buttigieg se convierte en el rival de Donald Trump para las próximas elecciones presidenciales en Estados Unidos. Según las encuestas, este joven de apellido raro ya se coló entre los cuatro primeros (de más de 20 precandidatos demócratas) lugares. Si a eso le añadimos que, en un estado en particular, Iowa, lleva la delantera por 9 puntos porcentuales, las señales son fuertes. Recordemos que Iowa es el primer estado en sostener elecciones primarias y los resultados ahí tienden a influenciar al resto de los estados.

¿Quién es Pete Buttigieg? Es una figura contrastante con el resto de los punteros. Joe Biden, quien hasta el momento tiene el liderato en las encuestas a nivel nacional, ya era senador cuando aún no nacía Buttigieg. Esto es, le lleva más de cuarenta años. Entonces, a sus 37 años, Buttigieg es uno de los posibles candidatos más jóvenes en llegar a estas instancias. Los otros dos punteros, Elizabeth Warren y Bernie Sanders, andan en sus sesentas. Nada que ver.

Buttigieg pertenece a una minoría: es abiertamente homosexual. Esto puede ser una desventaja fuerte, o, en un país que busca novedades, un punto a su favor. Al menos hasta el momento, ha convertido en aplausos sus respuestas a cuestionamientos de sus preferencias sexuales. En un mitin, una persona del público le hizo una pregunta sobre su homosexualidad: “Si llega a presidente, siendo gay, ¿cómo lidiará con países como Arabia Saudí o Rusia?” “Pues van a tener que acostumbrarse” fue su respuesta inmediata provocando un largo aplauso. Y continuó: “Lo que me preocupa no es cómo me traten a mí, porque me tratarán como al presidente de Estados Unidos, el problema es cómo se trata a la gente en esos países, y es un paso adelante para la gente en esos países que Estados Unidos esté liderado por alguien al que puedan mirar y pensar que no están solos”.

Aún cuando alguien no tuviera mayor empatía por los homosexuales, debe reconocer valentía en su actitud. Así que ganará adeptos aún entre los conservadores.

Otro punto para considerar son las debilidades de los otros punteros. Joe Biden aún puede salir perjudicado del proceso de “Impeachment” de Donald Trump que se inició porque Trump quería que Ucrania investigara a su hijo. Aún cuando Biden no tenga nada que ver, algo queda de las acusaciones. Warren y Sanders, en su afán de ganar votantes, han estado proponiendo un movimiento a la izquierda de su partido. Warren, sobre todo, está proponiendo cambios fuertes en la economía. Y quizás, Estados Unidos no está listo para moverse a la izquierda. Y eso puede costarles a Warren y a Sanders.

En resumen, una figura política está surgiendo en el partido demócrata. ¿Será el bueno?

Sergio Alonso Méndez posee un doctorado en Negocios Internacionales por parte de la Universidad de Texas

salonsomendez@gmail.com