Sergio Alonso Méndez

La Noticia:

Buttigieg y Sanders se colocan a la cabeza de los caóticos ‘caucus’ de Iowa… (elpais.com).

Comentario:

Con más del 75% escrutado, el joven político de Indiana da la sorpresa y se sitúa primero con 27% de las preferencias, seguido de cerca por el veterano senador de izquierda Bernie Sanders (25%). El tercer lugar es para Elizabeth Warren con 18%. Joe Biden sufre un duro golpe al quedar cuarto con solo 15%. ¿Qué representa este resultado de un estado pequeño? Y, sobre todo, ¿quién es Pete Buttigieg?

Además de ser el más joven de los precandidatos demócratas a sus 37 años, Buttigieg pertenece a una minoría: es abiertamente homosexual. Esto puede ser una desventaja fuerte, o, en un país que busca novedades, un punto a su favor. Al menos hasta el momento, ha convertido en aplausos sus respuestas a cuestionamientos de sus preferencias sexuales. En un mitin, una persona del público le hizo una pregunta sobre su homosexualidad: “Si llega a presidente, siendo gay, ¿cómo lidiará con países como Arabia Saudí o Rusia?” “Pues van a tener que acostumbrarse” fue su respuesta inmediata provocando un largo aplauso. Y continuó: “Lo que me preocupa no es cómo me traten a mí, porque me tratarán como al presidente de Estados Unidos, el problema es cómo se trata a la gente en esos países, y es un paso adelante para la gente en esos países que Estados Unidos esté liderado por alguien al que puedan mirar y pensar que no están solos”.

Con esas declaraciones, sin ánimo de ofender, Buttigieg tiene pantalones. Buttigieg no es un personaje desarrollado en Washington, se presentó a las primarias de su partido sin más experiencia en la Administración que ocho años de alcaldía de una ciudad de 100.000 habitantes, South Bend, Indiana. De ganar, sería el primer presidente millennial. Es religioso, exmilitar y muy culto, con un discurso que habla de unificar el país. ¿Llegará a competir con Trump?

El hecho de haber ganado Iowa es un paso importante porque tradicionalmente la gente que elige en el resto del país aguarda a ver los resultados de Iowa para decidirse por algún candidato. En este caso Buttigieg y Sanders. Tal vez Warren, pero ella tiene unas propuestas económicas que no tienen muchos seguidores. Y un cuarto lugar, como en este caso, Joe Biden, queda casi descartado de la competencia. Para muchos algo sorprendente porque Biden arrancó la competencia con el primer lugar en las encuestas.

Si hemos de hacer un pronóstico, diremos que la competencia se centrará entre Buttigieg y Sanders. Pero fuera de Iowa, donde Buttigieg tenía simpatías, los otros estados probablemente se decantarán por alguien más tradicional, centrista ligeramente cargado a la izquierda, viejo lobo de mar como Bernie Sanders. Nosotros no tenemos nada en contra de los homosexuales, pero muchos votantes conservadores del Partido Demócrata, aunque no lo digan, sí lo tienen. Así que pronosticaremos una elección presidencial entre Sanders y Trump. Aunque estaremos al pendiente de los resultados en otros estados.

 

Sergio Alonso Méndez posee un doctorado en Negocios Internacionales por parte de la Universidad de Texas

salonsomendez@gmail.com