Un escenario gris es el panorama para la economía de México en 2019, que podría afectar a Aguascalientes con un estancamiento en la generación de empleos ante una desaceleración a nivel internacional, así como por el cambio de políticas por el Gobierno Federal hacia un modelo social, reconoció el presidente del Colegio de Economista, Jael Pérez Sánchez.
En conferencia de prensa, estableció que aunque el Gobierno Federal tiene la expectativa de alcanzar un crecimiento del PIB entre el 1.5 a 2.5%, la realidad es que se espera que sea entre 1.4 y 1.9% derivado de factores externos a los que la economía de México está íntimamente ligada. “Hay un freno económico derivado de las turbulencias internacionales. Este año hay un proceso preelectoral en Estados Unidos, donde Trump y sus estrategias impactan la economía mexicana y por otro, lado las decisiones del actual Gobierno Federal han generado una crisis de confianza en los sectores productivos”.
Reconoció que esta situación tendrá un impacto para Aguascalientes y pegará directamente al sector automotriz, cuyas inversiones están disminuyendo y está generando desempleo, dadas las condiciones de la economía de Estados Unidos, que registra una desaceleración. Comentó que actualmente el número de ocupados en Aguascalientes es de 543 mil personas, de las cuales alrededor de 180 mil están ligadas al sector manufacturero, donde está el sector automotriz, por lo que derivado de este fenómeno, la tasa de ocupación tendrá un ritmo menor sobre todo en el sector automotriz.
Ante este escenario, dijo que en el caso del Gobierno Federal, la apuesta es impulsar su programa social conocido como Jóvenes Construyendo el Futuro de México, con becas para ocupar a 2.3 millones de los llamados “ninis” en todo el país. Aunque en el caso de Aguascalientes, las autoridades estatales deben trabajar en fortalecer el mercado interno, haciendo hincapié en la diversificación de la economía en áreas como la producción agroindustrial, las empresas de robótica, software y demás, a fin de amortiguar los efectos de la desaceleración económica que comienza este año y ante la recesión que podría darse en el 2020.