En las últimas horas la Policía Cibernética, con apoyo de policías estatales y policías preventivos de Asientos y Tepezalá, lograron evitar dos secuestros virtuales y cuyas víctimas eran unas adolescentes.
Uno de los casos ocurrió el martes pasado en el poblado de San Antonio, municipio de Tepezalá, donde una mujer reportó que habían secuestrado a sus hijos, una jovencita de 15 años y a un niño de 9 años.
La mujer reveló que había recibido llamadas de los números telefónicos 457 102 8451 y 642 112 5887, donde le estaban exigiendo un depósito de 150 mil pesos para liberar a sus hijos, ya que de lo contrario los iban a matar.
Con apoyo de la Policía Cibernética, los policías estatales y policías preventivos de Asientos implementaron un operativo y más tarde localizaron a los hermanos en las inmediaciones del Río San Pedro. La jovencita indicó que había recibido una llamada telefónica a su celular donde un hombre le ordenó que saliera de su casa y se ocultara en un lugar en despoblado, ya que iban a llegar hombres armados e iban a matar a toda la gente que estuviera en el domicilio.
Agregó que debido a que le acompañaba su hermano de 9 años, decidió llevárselo con ella y se dirigió a la orilla del Río San Pedro, donde permaneció todo ese tiempo. AsÍ mismo, manifestó que no pudo comunicarse con sus familiares, ya que le ordenaron que apagara su teléfono celular, pues podían rastrearlo y dar con su paradero.
EN ASIENTOS.- Otro caso similar ocurrió el mismo martes pero en el municipio de Asientos, donde un padre de familia comenzó a recibir llamadas de los números telefónicos 427 182 2403, 800 123 2222, 555 329 2000 y 413 123 0505, donde les informaban que tenían secuestrados a sus dos hijos adolescentes de 13 y 14 años, además de que solicitaban un depósito de 300 mil pesos por liberarlos.
Fueron policías preventivos de Asientos y policías estatales, quienes con apoyo de agentes de la Policía Cibernética implementaron operativos de búsqueda en hoteles, moteles, plazas públicas y caminos de terracería, hasta que más tarde encontraron a los dos niños en un hotel ubicado en la calle Miguel Hidalgo, en la Zona Centro.