Por Octavio Díaz García de León

La idea: Uno de los grandes reclamos de la sociedad es el que se combata a la corrupción. El presidente electo construyó su triunfo en base a la promesa de que acabará con ella. Tiene el mandato y el reto. Habrá que modificar la estrategia y construir sobre lo existente.

La corrupción ha sido un mal endémico en nuestro país desde la Colonia. No es algo que se pueda terminar en el corto plazo, sobre todo si la sociedad la acepta, pero hoy en día existe una gran molestia por la corrupción y se debe aprovechar que la sociedad ya no está dispuesta a tolerarla.

El presidente Peña le hereda a López Obrador una reforma anticorrupción inconclusa, ineficaz y sin resultados. La nueva adiminstración tendrá que partir de ese legado para reformar lo que sea necesario y dar resultados en el corto plazo.

La Dra. Sandoval, próxima secretaria de la Función Pública, recibió la encomienda del presidente electo de encabezar el combate a la corrupción en la próxima administración.

Para ello, ha indicado que la Secretaría de la Función Pública (SFP) tendrá una subsecretaría de combate a la corrupción y otra de combate a la impunidad (http://www.jornada.com.mx/ultimas/2018/10/26/anuncia-proxima-titular-de-sfp-plan-para-denunciar-corrupcion-1920.html) y seguramente habrá una reestructura de los órganos internos de control.

Algunos aspectos en que se podría enfocar la nueva administración son:

  1. Respecto al Sistema Nacional Anticorrupción (SNA):

a.Hacer menos complejo su diseño.

b.Reforzar a su Secretaría Ejecutiva y a la Fiscalía Anticorrupción.

c.Agregar a la Secretaría de Hacienda a través del SAT y de la Unidad de Inteligencia Financiera; al INEGI como responsable de la medición de la corrupción; y al CISEN para que aporte inteligencia para el combate a la corrupción.

d.Modificar la Ley de Responsabilidades que tiene deficiencias.

e.Impulsar que los miembros del Comité de Participación Ciudadana se dediquen de tiempo completo a estas tareas y sean verdaderos expertos en combate a la corrupción y no en otras materias

  1. Respecto a la Secretaría de la Función Pública (SFP):

a.Cambiarle su mandato, de estar dedicada al control interno, dedicarla al combate a la corrupción.

b.Fortalecer a la dirección general de información e integración y darle la tarea de las investigaciones de situación patrimonial.

c.Fortalecer las áreas de denuncia ciudadana para impulsar la denuncia de actos de corrupción y protección de denunciantes.

d.Reinstaurar el programa de usuario simulado.

e.Desarrollar programas de concientización con la sociedad para erradicar la tolerancia a todo tipo de corrupción.

f.Establecer programas de combate a la corrupción transversales a toda la Adiminstración Pública Federal. Que se convierta en responsabilidad de cada uno de los titulares de las instituciones del gobierno federal el combate ala corrupción en su institución.

g.Trabajar con las entidades federativas para combatir la pequeña corrupción que se da en trámites y servicios que prestan estados y municipios.

  1. Respecto a los Órganos Internos de Control (OIC) sería importante que:

a.La próxima secretaria Sandoval nombre sus titulares de acuerdo con las aptitudes de los candidatos y no se deje influenciar por quienes quieran imponerle titulares a modo.

b.Se instaure un servicio profesional de carrera para OIC.

c.Reorientar los objetivos y el trabajo de los OIC, hoy dedicados al control interno, para enfocarlos al combate a la corrupción.

d.A las áreas de Quejas, quienes son las autoridades investigadoras, se capacite a su personal y se les dé herramientas para realizar investigaciones anticorrupción.

e.Las áreas de mejora de la gestión pública y la responsabilidad sobre el control interno se transfieran a las instituciones, quitando estas áreas de los OIC.

f.Se consoliden en unos pocos OIC con gran alcance, por ejemplo, por sector del gobierno (Salud, Energía, Seguridad, etc.) dejando la estructura de soporte de los OIC en las instituciones. Esto podría abonar a su independencia rompiendo posibles vínculos desarrollados por la cercanía con la institución.

g.Las áreas de auditoría se enfoquen menos a vigilar el cumplimiento de la norma y más al combate a la corrupción através de auditorías forenses y otras herramientas que permitan detectar actos de corrupción.

El nuevo gobierno puede construir sobre lo heredado, pero es necesario reorientar los trabajos y el diseño del SNA, de la SFP y reforzara la Fiscalía Anticorrupción, todavía hoy acéfala.

Si bien es posible combatir a la corrupción desde adentro del gobierno, no basta la reestructuración de las instituciones encargadas de la tarea y las modificaciones al marco legal. Se requiere mucha voluntad política y compromiso de todos los que participen en las tareas de gobierno y no dejarle toda a responsabilidad a la Secretaría de la Función Pública, para poder ser eficaces y dar resultados.

http://www.heraldo.mx/tag/todo-terreno/

Twitter: @octaviodiazg

https://octaviodiazgl.blogspot.com/