La Fiscalía General del Estado continúa investigando la muerte de un hombre que fue sorprendido el pasado martes por la noche, cometiendo un robo tipo “fardero” en la tienda de autoservicio Bodega Aurrerá “Guadalupe”.
Tras la necropsia que fue realizada por médicos forenses, no se pudo determinar la causa de su muerte, por lo que ahora se realizarán estudios de Histopatología.
En un principio se manejó que había muerto a consecuencia de un posible infarto, pero los estudios de medicina forense no lograron confirmarlo.
También se investigaba si había muerto asfixiado, ya que uno de los vigilantes de la tienda de autoservicio lo sometió del cuello para evitar que escapara. Sin embargo, tampoco pudo ser confirmado.
Mientras tanto, el guardia de seguridad que fue detenido por policías preventivos del Destacamento “Pocitos”, identificado como Felipe de Jesús, de 42 años, fue dejado en libertad mientras se continúa con las investigaciones.
El pasado martes a las 20:20 horas, un individuo identificado como Jesús Emilio, de 54 años, fue sorprendido cometiendo un robo tipo “fardero” en la tienda Bodega Aurrerá que se ubica en avenida Convención Poniente y esquina con la calle Guadalupe, en el fraccionamiento Gámez.
Al momento de que se daba a la fuga fue interceptado por los vigilantes, quienes lo sometieron en el exterior del establecimiento y repentinamente quedó inconsciente. Entre sus pertenencias se localizó una botella de vodka y una chapa para puerta, objetos que había robado.
Al lugar de los hechos arribaron agentes del Grupo Homicidios de la PME, personal de la Dirección de Investigación Pericial y el agente del Ministerio Público de Hospitales, además de policías preventivos y una ambulancia del ISSEA.