Ni en las mejores películas de Mario Almada se vio una persecución policíaca, como la que se registró en el municipio de El Llano, el pasado domingo por la noche.
Resulta que elementos de la Policía Municipal detectaron sobre la carretera estatal número 43 a un joven de 16 años de edad que iba montado sobre un caballo blanco, sin que en un principio le dieran importancia.
Sin embargo, cuando pasaron frente a dicho individuo, sin motivo alguno éste les arrojó dos botellas de cerveza y quebró el parabrisas de la radiopatrulla, al tiempo que se daba a la fuga a todo galope hacia la calle Luis Donaldo Colosio.
Los uniformados fueron en su persecución y cuando estaban a punto de darle alcance, el jinete terminó por chocar fuertemente contra un poste de cemento, lo que provocó que el caballo se fracturara una de sus extremidades.
El joven que fue identificado como Orlando, fue detenido y puesto a disposición del agente del Ministerio Público por los daños causados al vehículo policiaco y al equino que montaba.