Necesario que la gente se capacite y sepa cómo actuar en caso de sufrir la mordida de un perro, estableció la directora de Programas de Humane Society International México, Claudia Edwards. Destacó que en Aguascalientes, de acuerdo a la Secretaría de Salud, se registran en promedio 100 mordidas de canes al mes, situación que además es prevenible.
De visita por Aguascalientes, Claudia Edwards llevó a cabo una serie de capacitaciones dirigidas al Centro de Control Canino, a la Procuraduría Estatal del Protección al Ambiente, a la Secretaría de Seguridad Pública Municipal, a Bomberos Municipales, a organizaciones protectoras de animales, al Colegio de Veterinarios de Aguascalientes así como a estudiantes de Veterinaria, sobre el tema de la agresividad.
Puntualizó que la agresión en los perros puede tener causas orgánicas o conductuales. En las orgánicas, dijo, puede haber perros agresivos quizá por algún padecimiento o enfermedad, tales como un tumor en el cerebro o bien alguna enfermedad hormonal.
“Si un perro está atropellado y le agarras la fractura, te va a morder porque le va a doler. También pueden morder por miedo, en la parte conductual”.
La directora de Programas de Humane Society International México comentó que en cuanto a situaciones conductuales, hay perros que están la mayor parte del tiempo sin socializar y al momento de tener contacto con personas, no saben qué hacer, por lo que pueden pelear, huir o bien sentirse acorralados.
“Algo en su genética o algo en su cerebro les dice ‘pelea’, y tenemos este tipo de situaciones agresivas”.
Ante tal escenario, Claudia Edwards dijo que todas estas situaciones son prevenibles, educando y socializando bien a los perros, sin maltratarlos ni teniéndolos encadenados o encerrados y aprendiendo a cómo acercarnos a los animales, además de no dejar a los niños solos con ellos.
“Los accidentes que hemos tenido y que han sido fatales con los niños, es porque se les deja solos con el perro y en ocasiones los menores sin querer le pican el ojo, le jalan las orejas y al animal le duele. Entonces el perro voltea y muerde quizá no con intención de matarlo. Por lo tanto, nunca debe de haber niños solos con animales, siempre tiene que estar un adulto supervisando estas interacciones”.
Claudia Edwards señaló que la Asociación Humane Society International creó un manual a manera de libro para colorear en español y en inglés que sirve para que los padres lo usen en casa y los maestros en la escuela, para enseñar a los niños cómo deben actuar en situaciones de riesgo con un perro, el cual incluso puede ser descargado gratuitamente del sitio www.hsi.org/seguroconperros.