sapiens_logoDavid Reynoso Rivera Río.

La interacción del poder y el bien común en las diversas sociedades, ha sido un común denominador a lo largo de toda la historia, por lo que me atrevo a afirmar que el oficio del político es uno de los más antiguos de la humanidad. Ergo, su análisis debe partir desde una perspectiva cargada de preparación y vocación.

En el transcurso de la semana se ha mencionado que diversas personalidades de la vida pública artística, cultural o deportiva del país han decidido incursionar en el mundo de la política, convirtiéndose así, en el tema obligado a tratar en esta ocasión.

El hecho de que un “famoso” busque postularse para un cargo de elección popular no debe de alarmarnos en lo absoluto, ya que está en su pleno derecho constitucional de hacerlo siempre y cuando se cumpla con los requisitos que establezca nuestro máximo ordenamiento y la legislación electoral correspondiente. Lo cual, primeramente, debe ser motivo de celebrarse ya que demuestra que existe un mayor interés en la participación activa de la sociedad en la política; sin embargo, esto no significa que no debamos ejercer la virtud de la prudencia, ya que el derecho a votar y ser votado es un instrumento tan poderoso que permite elegir a nuestros representantes y por ende implica una gran responsabilidad.

Habrá que ser respetuosos con los diversos personajes que decidan incorporarse en el mundo de la política, pero jamás debemos permitir que los partidos se burlen de nosotros los ciudadanos y postulen candidatos con cierta aceptación en algún otro rubro ajeno a la política, a efecto de que ellos logren mantener su registro como partido e inclusive obtengan una mayor cantidad de recursos en las siguientes elecciones. Definitivamente, los partidos deben abrir una gran cantidad de espacios a gente joven y con ganas de incursionar en la política, pero esto debe realizarse cautelosamente, ya que ser un buen legislador, alcalde o gobernador, definitivamente requiere conocimiento, esfuerzo y profesionalismo; cuestiones que, está claro, no se obtienen con la simple intención de participar y un par de meses en campaña.

Exhorto a los partidos de reciente creación, al igual que a los partidos con experiencia en el sistema democrático mexicano, a postular auténticos candidatos que verdaderamente se conviertan en una opción para el pueblo y no seudo candidatos mediáticos con poco o nulo interés en sus municipios, distritos o entidades federativas. Recordemos que la política NO ES y JAMÁS deberá ser un negocio, sino un verdadero instrumento de transformación y mejora social que se logre materializar a través de perfiles idóneos.

Concluido lo anterior y con el ánimo de innovar un poco, me permito presentarles la nueva imagen de este espacio que gracias a la oportunidad que me brinda la prestigiada casa editorial de El Heraldo de Aguascalientes, todos los jueves llega hasta sus manos.

Correo: davidreynoso40@hotmail.com

Twitter: @davidrrr

¡Participa con tu opinión!