David Julián Torres Martínez

Una espectacular volcadura de un vehículo particular se registró durante la tarde del miércoles sobre la carretera federal número 45 Norte, a la altura del municipio de Rincón de Romos, y pese a lo aparatoso del percance, la conductora del coche no requirió ser llevada a ningún hospital.
Fue cerca de las 15:50 horas de ayer cuando se reportó al servicio de emergencias que sobre la mencionada vialidad federal, a la altura del kilómetro 33+0000, sobre los carriles de circulación en dirección de sur a norte se encontró el vehículo de la marca Ford Fiesta, en color blanco, modelo 2003, con placas del estado, que era conducido por Esmeralda Griselda, de 30 años de edad, con domicilio en la calle Olivares Santana, de la colonia Progreso, en el municipio de Pabellón de Arteaga.
No se lograron conocer las causas que llevaron a que la mujer perdiera el control del volante, pero en la escena se observaba a simple vista que el vehículo se había brincado el camellón central, derribando a su paso un árbol plantado en el sitio y terminando el coche su trayecto volcado sobre su toldo.
Testigos del accidente solicitaron de inmediato la presencia de los cuerpos de emergencia, arribando a los pocos minutos patrullas de la Policía Estatal, de la Policía Federal y de la Policía Preventiva Municipal de Rincón de Romos, además de la ambulancia ECO-340 del ISSEA, cuyos paramédicos valoraron a la fémina en el lugar, determinando que no presentaba lesiones que pusieran en riego su vida, por lo que solamente se quedó a la espera de la llegada de la grúa que llevaría el vehículo siniestrado rumbo a la pensión municipal.