Un menor de apenas 7 años de edad, tuvo que ser traslado de emergencia a recibir atención médica especializada, luego de sufrir un accidente en un elevador cuando jugaba.
Los hechos, se registraron en una vivienda ubicada en el fraccionamiento Ojocaliente INEGI, donde el menor jugaba cuando de manera repentina cayó quedando atrapado en la mitad del ascensor, golpeándose fuertemente la cabeza.
Fue la madre del menor, de nombre María, quien solicitó la presencia de los paramédicos, quienes arribaron minutos después para encargarse del traslado a las instalaciones del hospital del ISSSTE. El estado de salud del infante se reporta como delicado.