Terrible descuido de un padre de familia, ocasionó que dos menores de edad, de uno y cinco años respectivamente, resultaran con quemaduras de primero y segundo grado en distintas partes de su cuerpo, al caerles una olla con agua hirviendo.
Los hechos de este accidente, que ocasionó que los pequeños fueran trasladados en calidad de urgencia a recibir atención médica, se registraron en el fraccionamiento Villa Montaña.
El número de emergencia 911, recibió el reporte después de las 13:00 horas, de que en un domicilio ubicado en la calle Cumbres del Laudo, se encontraban dos menores con quemaduras de consideración, producto de caerles líquido hirviendo.
Por lo anterior, elementos del Destacamento Terán Norte, se desplazaron al lugar de los hechos para auxiliar a los menores. Al llegar, se percataron de que el menor de un año presentaba quemaduras en parte de su rostro, en el pecho y brazo izquierdo, así como en la espalda. Por otra parte, el menor de 5 años de edad presentaba quemaduras en su pierna derecha.
Sin tiempo que perder, el oficial Fabián Carrillo a bordo de la patrulla 0135, trasladó a los menores al Hospital Hidalgo a recibir atención médica inmediata.
Se pudo conocer que los dos menores se encontraban en su casa, cuando el padre de los pequeños salió a la tienda y dejó encerrados a sus dos hijos. Sin embargo, olvidó que sobre la estufa había dejado una olla hirviendo con agua y canela, la cual los menores movieron y se echaron encima el líquido hirviendo.