En un periodo no mayor a los ocho años, la Universidad Autónoma de Aguascalientes (UAA) podría enfrentar un serio problema en el sistema de pago pensiones para sus ex trabajadores.

El rector Francisco Javier Avelar González, advirtió que de continuar la reducción de recursos provenientes de apoyos federales, en mediano plazo la estructura actual para el pago de tal prestación colapsaría.

En consecuencia, el rector señaló que es tiempo de reflexionar de manera profunda para planear con anticipación cómo se podría resolver esa problemática sin afectar los derechos de los trabajadores.

Estimó que el problema se agudizará en un lapso de 7 u 8 años, en caso de que no existan acuerdos e inversiones a los fondos que maneja la UAA. Agregó que es preocupante que no exista un proyecto de pensiones viable proyectado de manera indefinida, lo que podría generar un serio problema estructural y hasta de incertidumbre entre los jubilados.

«No tenemos un sistema pensionario que sea viable de manera indefinida, ni siquiera para el mediano o largo plazo. Necesitamos encontrar soluciones que permitan lo más posible defender los derechos de los trabajadores», agregó.

Recordó que durante el año pasado, para las 34 Universidades Autónomas de todo el país, se destinó una bolsa de 5 millones de pesos, que en el mejor de los casos será similar para este año, esperando que incluso el fondo no desaparezca. Asimismo, Avelar González adelantó que se prevé realizar estudios finos de manera particular entre cada trabajador para hacer la proyección y buscar de manera viable soluciones reales, con la intención de no afectar los intereses de los trabajadores, además de llegar a un acuerdo en común.

Por lo anterior, se buscaría el acercamiento y respaldo del STUAA y ACIUAA, respectivamente.