Reitera la Asociación de Gasolineros Unidos del Centro (Gasucen) que los precios de las gasolinas que se expenden en México siguen siendo determinados por Pemex en función de los precios internacionales del petróleo. Su presidente, Jesús López López, dijo que ello también va en función de otras variables como el reparto y la logística.
El presidente de Gasucen explicó a El Heraldo que Pemex sigue siendo el proveedor actual en todo el país, por arriba del 95% y diario los precios cambian con base en los mercados, toda vez que hay una normativa internacional sobre los precios del barril de petróleo, que es lo que lo determinan, aclarando que éstos son diferentes en todas las regiones del país, donde tienen una influencia directa los costos de reparto y de flete.
“Los precios de los combustibles generalmente lo determina Pemex. Suben 1, 2 o 3 centavos, e igual bajan, pero esto es periódicamente; algunos empresarios hacen su cambio diario y es con base en como se compra el producto y otros cambian quizás cada tercer día o cada semana, son precios que a diario se tienen que estar informando a la Comisión Reguladora de Energía, bajo sus procedimientos y reglamentación”.
Jesús López López señaló que, tras la entrada de las nuevas reglas para los gasolineros con la Reforma Energética, deben estar cambiando estos precios constantemente, pues de lo contrario puede representar una merma económica para ellos, ya que se pueden descapitalizar.
“Si no cambian los precios, al rato por los márgenes tan bajos en las estaciones de servicio, pueden descapitalizar a los empresarios y después con qué compran. No pueden recuperar lo que ya se vendió, lo tienen que comprar más caro, si no tienen el debido cuidado de administrar mejor los recursos y los gastos de operación de las empresas”.
Con la inminente entrada de otras marcas al mercado nacional y local, López López dijo que dicha medida busca generar una mayor competitividad, donde la clave es el servicio