Aurelio Coronado Mares, presidente del Colegio de Psicólogos, comentó que películas y series de televisión han contribuido a desvirtuar la visión popular sobre la criminalística; por consecuencia, en ocasiones se incurre en estereotipos sobre el perfil que cumplen los delincuentes, y la población juzga a los presuntos culpables con base en los mismos, cuando en realidad algunas veces dicho perfil es totalmente erróneo.
Explicó que en ocasiones resulta contraproducente que se mezcle la ficción con los casos reales, pues, por ejemplo, cuando una persona denuncia un hecho delictivo a veces se cree que la víctima miente, que está realizando acusaciones falsas, o incluso se llega a pensar que la misma persona responsable del delito es quien reporta la situación; añadió que esto afecta el sistema de justicia, pues se refleja en cómo las víctimas son tratadas por las propias autoridades.
Coronado Mares destacó que uno de los mitos más difundidos por la ficción es que los asesinos en serie cubren en su mayoría determinado perfil psicológico, con una serie de trastornos mentales que se ven reflejados incluso en su aspecto físico.
Por ello, mencionó que dentro de las ramas de la psicología, una de las que mayor relevancia ha cobrado es la psicología forense, pues con el Nuevo Sistema de Justicia es necesario entender el estado mental de la víctima y victimarios, para que no sean víctimas de estereotipos criminalísticos, y gocen plenamente de sus derechos determinados por la ley.
Para finalizar, el presidente del Colegio de Psicólogos informó que a nivel local, uno de los proyectos en los cuales participa la asociación que encabeza está relacionado con la violencia social, pues uno de los propósitos es participar en el esclarecimiento de los hechos delictivos.