Claudia Salazar y Claudia Guerrero
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 25-Sep.- Los partidos políticos continuaron ayer la pelea sobre quién propuso primero destinar los fondos públicos que reciben a una bolsa para la reconstrucción por los daños de los sismos.
El PRI estimó que se pueden ahorrar casi 20 mil millones de pesos si se les elimina el financiamiento público y se reduce el número de legisladores, mediante una reforma fast track en el Congreso.
Enrique Ochoa, presidente del tricolor, retó al Frente Ciudadano por México y Morena a eliminar el 100 por ciento de sus prerrogativas a partir de 2018 y renunciar a los fondos que recibirían por lo que resta de 2017.
La dirigencia del PAN acusó al PRI de mentir, al sostener que la iniciativa del Frente de eliminar el financiamiento público a los partidos aplicaría hasta 2021.
“Esta reforma entraría en vigor desde este proceso electoral y no hasta 2021, como afirma el PRI”, indicó el blanquiazul.
Andrés Manuel López Obrador, líder de Morena, anunció que su partido en el Congreso presentará una iniciativa para eliminar pensiones a ex Presidentes de la República y promover la venta de la flota aérea del Gobierno federal, entre otras medidas, para obtener 300 mil millones de pesos.

¡Participa con tu opinión!