Claudia Guerrero
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 05-Sep-2019 .-El Presidente Andrés Manuel López Obrador informó que su Gobierno ya inició un proceso para que todo el dinero confiscado a delincuentes mexicanos en Estados Unidos sea devuelto al País.

«Nosotros ya iniciamos un proceso porque queremos que todo lo que se confisca a Estados Unidos a delincuentes o presuntos delincuentes de México se le devuelva a México», dijo.

«Que no se incaute y se quede en Estados Unidos, ningún asunto va a dejar de litigarse cuando se trate de dinero que queda en Estados Unidos y que pueda corresponder a los mexicanos, es decir, vamos a emprender todas las acciones legales que sean necesarias».

El Mandatario celebró las declaraciones de los abogados de Joaquín Guzmán Loera, «El Chapo», en el sentido de que busca entregar su fortuna al Gobierno mexicano para que se distribuya en comunidades indígenas.

«Me gustó la declaración, para que digo que no si sí. Me gustó la declaración, no sé si sea cierta, no pude verificarlo, pero si es como salió en los medios, que un abogado expresa que Guzmán Loera quiere que su riqueza se entregue a las comunidades indígenas de México, yo lo veo bien, lo celebro», expresó.

En otro tema, informó que su Administración se mantiene pendiente del juicio que se sigue contra el atacante de El Paso, Texas, en el que murieron ocho mexicanos.

López Obrador adelantó que, dependiendo del delito que le sea imputado al autor de los crímenes, México podría solicitar su extradición.

«Eso no se nos olvida y hay ya un trabajo coordinado entre la Fiscalía General y la Secretaría de Relaciones Exteriores para que se castigue este acto de odio, xenofobia y racismo contra mexicanos», señaló.

«Si es necesario y procede de conformidad de la ley, porque a depende de por qué delitos lo van a sentenciar, dependiendo de eso vamos a ejercer nuestro derecho a solicitar la extradición».

Tras reconocer que se ha permitido a México participar en la investigación del caso, el Jefe del Ejecutivo se pronunció en contra del racismo y los crímenes de odio.

«Eso sí, no lo vamos a permitir», manifestó.