Moisés Ramírez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- La desaceleración automotriz de China y Estados Unidos paralizará el crecimiento de la producción de vehículos en México en los siguientes 2 a 3 años, esto es, dejarla en 3.9 millones de unidades anuales, según la consultora internacional IHS Markit y la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA).
Siun embargo, Guido Vildozo, analista de mercados automotrices de América Latina de la consultora IHS, fue más allá, al anticipar una paralización de 5 años.
Esto llevará, añadió, a que en el 2021 las armadoras en el País estén operando ligeramente por debajo de un 80 por ciento de su capacidad, nivel no visto desde la recesión económica mundial del 2009.
El gerente senior de IHS fundamentó también toda esa proyección en la caída que ha sufrido el mercado automotriz interno y a la expectativa de que los actuales bajos volúmenes de venta continúen todavía en el 2020.
«Las vacas ya no van estar tan gordas», advirtió en el marco del foro México’s Auto Industry Automotive, organizado por México Now, en esta Ciudad.
Desde el 2013, las armadoras de vehículos ligeros y pesados en México han estado operando por encima del 87 por ciento de su capacidad, alcanzando un nivel de hasta el 91 por ciento en el 2017, refieren cifras del Inegi.
Incluso de enero a agosto del 2019, el conjunto de armadoras promedia un nivel de utilización de planta del 87.15 por ciento.
Vildozo, de IHS, y Fausto Cuevas, director general de la AMIA, explicaron en el caso de Estados Unidos y China, la causa del impacto para México es por la desaceleración que han sufrido esos mercados.
En el marco del mismo foro, Óscar Albín, presidente de la Industria Nacional de Autopartes (INA), coincidió el riesgo que representa China también para las empresas del sector que representa.
«La industria automotriz de China es enorme, y no creo que si se les cae el consumo interno vayan a dejar que su industria se contraiga y no para vender coches en México, Estados Unidos, Francia o Alemania, sino que van a empezar a vender a costos muy atractivos en Sudamérica, Centroamérica y otras regiones», expresó.