Al informar que la Prodecon ha atendido aproximadamente cincuenta procedimientos administrativos en materia aduanera (PAMA), el delegado José Antonio Guerra Caparrós señaló que este esquema fue instaurado por la autoridad aduanera para verificar la legal estancia en el país de mercancías importadas y en donde se encuentran relacionadas diversas contribuciones que generan multas bastante gravosas.
“Si hoy en día un contribuyente es detenido en la carretera conduciendo un vehículo con placas de procedencia extranjera y no acredita la legal estancia en el país, con un permiso de importación temporal vigente, se le pueden aplicar contribuciones por concepto de IVA, el impuesto general de importación, el derecho de trámite aduanero, así como multas que en materia de comercio exterior son onerosas”.
Comentó que inicialmente la Aduana de Aguascalientes es la que emprende un PAMA y ello implica que al contribuyente se le aplicará un crédito fiscal en materia aduanera, estos casos son comunes y más con la presencia creciente de vehículos de procedencia extranjera, donde muchos ignoran esta situación cuando compran una unidad en un lote o al amigo de un compadre que lo trajo de EUA.
Guerra Caparrós señaló que si alguien tiene un problema como el descrito o cualquier otro que provenga de una autoridad fiscal federal, puede acercarse a las oficinas de Prodecon o a través de la página electrónica www.prodecon.gob.mx <http://www.prodecon.gob.mx>, cuyos servicios son totalmente gratuitos.
Asimismo, explicó que los autos extranjeros pueden ser confiscados y aparte se le cobrarán los impuestos omitidos y multas muy fuertes. Normalmente los créditos fiscales suelen ser altamente superiores al valor total de la unidad foránea.
“En el municipio de Asientos se registró un caso relevante que derivó en la emisión de una recomendación pública por parte de la Prodecon hacia la autoridad aduanera, y que fue aceptada, ya que una persona pidió prestado su vehículo a un familiar o amigo y por ello, al final del día, se generó una problemática bastante considerable de naturaleza penal y fiscal”.
Explicó que un conductor casual o accidental que no es propietario de un vehículo cuyo permiso temporal no se encuentra vigente, no puede equipararse a un conductor que en el ejercicio de sus labores posee un medio de transporte de mercancía, dado su vínculo laboral con una empresa del giro transportista.
Afortunadamente para el contribuyente, la autoridad se sensibilizó ante esta situación y la recomendación pública se aceptó, se le absolvió del delito de contrabando y se quitaron los créditos fiscales por la cantidad de 130 mil pesos generados por el Artículo 53 de la Ley Aduanera, concluyó.