Jesús Guerrero
Agencia Reforma

CHILPANCINGO, Guerrero.- Grupo Bimbo suspendió la venta de sus productos en siete rutas de colonias periféricas de Acapulco por la inseguridad que existe en esa zona.
El Secretario de Fomento y Desarrollo Económico de Guerrero, Álvaro Burgos Barrera, informó que las ventas de la multinacional se suspendieron esta semana.
“Son en varias colonias ubicadas en la zona suburbana de Acapulco como en Ciudad Renacimiento, Emiliano Zapata y otras que están por esa zona”, afirmó en entrevista.
Mencionó que la empresa argumentó que los camiones repartidores han sufrido una serie de asaltos.
“Nos comentaron que en esa zona donde se vende el producto es muy insegura, pero ya hablamos con un directivo de la Ciudad de México para que el gobierno de Guerrero tome medidas y todo se normalice”, comentó el funcionario.
Agregó que se pactó para la próxima semana una reunión de representantes del Grupo Bimbo con él y otros funcionarios del gobierno estatal para hablar sobre el tema.
Este miércoles 18, individuos armados incendiaron una camioneta repartidora de esta empresa en la colonia Postal, a unas cuadras del Reclusorio de Las Cruces.
Otra unidad de Bimbo fue incendiada el jueves por otro grupo armado en la colonia José María Izazaga.
Los vehículos incendiados repartían productos Marinela.
Según versiones de vecinos, individuos bajaron a los trabajadores de los vehículos y luego los rociaron con gasolina para posteriormente prenderles fuego.
Fuentes oficiales que pidieron anonimato señalaron que un grupo delictivo que opera en esa zona está exigiendo una cuota a la empresa y como ésta se ha negado, tomaron represalias y asaltaron los camiones repartidores o los incendiaron.
Burgos Barrera dijo que en Tierra Caliente, las empresas Pepsico y FEMSA siguen sin distribuir el refresco de cola y otros productos, también por la inseguridad que sigue prevaleciendo en esa región.
En marzo de este año, FEMSA cerró una planta de distribución en Ciudad Altamirano luego de ataques armados contra sus instalaciones integrantes por parte del grupo delictivo de Los Caballeros Templarios.
La empresa refresquera Pepsico también puso fin a la venta de sus productos en esta zona de Guerrero.
En abril pasado, unas 800 personas saquearon dos tiendas de conveniencia en Arcelia, que sumaron pérdidas por 35 millones de pesos.