CDMX (EL UNIVERSAL).- En 1996, Pedro Sola hacía cuentas de cuántos meses debía sostenerse Ventaneando, para poder cambiar su vochito modelo 90. “Decía: ‘¡ojalá dure tres o cuatro meses!'”, recuerda divertido.
Veintidos años después, Sola es uno de los rostros más socorridos para cosas distintas a la televisión. El noviembre pasado fue parte de un proyecto donde interpretó a un DJ (con pista grabada) en un centro nocturno de la Ciudad de México.
Y esta semana se convirtió en Abraham Van Helsing, uno de los personajes que aparecerá en la tercera entrega de Hotel Transylvania.
Hay quien dice que en doblaje te das cuenta de lo mal que se pronuncian las palabras… (Risas) Tuve que repetir varias frases, porque en lugar de decir monstruos, decía “monstros”. Cuando era joven estudié teatro en la universidad y los maestros decían que era muy importante la dicción, aquí uno tiene que ir leyendo y hay gente que te cuida.
-¿Te gustan los monstruos?
-Las caricaturas no son mi fuerte, de niño vi muchas, aunque esta de Hotel Transylvania no es sólo para niños, sino para adultos también. Mi personaje es muy divertido.
-¿Drácula qué te ocasionaba?
-Me encantaban los originales, desde muy chico veía las de Bela Lugosi (1931) cuando estaba en blanco y negro, me encantaba ir a los cineclubes por ellas. Las historias de Édgar Allan Poe, las películas japonesas donde las mujeres salen debajo de las camas…
-¿Qué les genera los rumores de que Pati Chapoy sale de televisión o se acaba el programa?
-Ella es muy discreta en su trabajo, como compañera nos platica lo que nos puede platicar, si hay cosas que nos puedan provocar estrés, no lo hace. Ha habido muchos que entran a hacer competencia, terminan, se van, pero nosotros permanecemos.
¿-Alguna vez se han acercado políticos para sumarte?
-No, ni me interesa. Sí votaré (el 2 de julio) pero los debates ni siquiera los veo, solamente dan coraje.

¡Participa con tu opinión!