De cara al próximo ciclo escolar 2018-2019, donde se contará con los recursos del Programa de Apoyo a la Gestión Escolar que asciende a 200 pesos por estudiante, la Asociación Estatal de Padres de Familia evalúa con sus mesas directivas en cada escuela, la factibilidad de solicitar una colaboración pequeña para que estos organismos puedan seguir operando y atender imprevistos en cada plantel educativo.
María Elida Gutiérrez Padilla, presidenta de la AEPF, señaló que las actuales reglas de operación del PROAGE no facultan a los consejos escolares a destinar recursos para el pago de mano de obra, es decir, sí es para la compra de materiales, pero no para que se contrate al personal que puede hacer las reparaciones físicas dentro de las escuelas.
“Entonces, esos dineros para el pago de mano de obra deben salir de las mesas directivas de los padres de familia, por lo que es necesario solicitar un apoyo económico que no les impacte a los papás para que se pueda disponer de algún dinero para atender a las escuelas de sus hijos”.
Sin embargo, se espera que el PROAGE venga amplio en sus reglas de operación para el siguiente ciclo escolar y que se pueda administrar ese recurso con mayor prontitud y oportunidad.
Por esa razón, comentó que desde ahora se trabaja para que en cada escuela se nombren en tiempo a los integrantes de los consejos escolares, en donde participan tanto los padres de familia y el director del plantel.
Gutiérrez Padilla señaló que las mesas directivas de padres de familia ya no podrán recaudar la colaboración de 200 pesos, por esa razón llegó el PROAGE en el año 2017-2018 y se presupuestará para el siguiente ciclo escolar, pero se analiza la posibilidad de que sí donen 50 pesos por familia, cuya cantidad es menor a la anteriormente solicitada.
Frente a esta situación, dijo que la Asociación Estatal continuará con el trabajo de transparentar el manejo de los recursos en las mesas directivas de padres de familia para que todos los papás adquieran una mayor confianza de cómo están siendo administrados los dineros a favor de las escuelas a las que acuden sus hijos.
Explicó que en aquellas escuelas donde aportaban antes 500 pesos ahora sólo lo harán con 300 pesos por familia; donde pedían 300 serán 100 pesos, y donde solicitaban 150 pesos la intención es que ahora den al menos 50 pesos, para que las mesas directivas tengan recursos para atender necesidades apremiantes.
“Sin embargo, todo esto lo continúa analizando la Asociación Estatal en conjunción con las mesas directivas de padres de familias”, concluyó.

¡Participa con tu opinión!