Además de homologar el trabajo de preparación de la Academia de Policía Municipal y el Instituto Estatal de Seguridad Pública (IESPA), se propondrá un esquema para que los elementos policiacos que recién se integran a las corporaciones, permanezcan al menos un año antes de desertar, para que al menos se cumpla la inversión aplicada en ellos.
Es una propuesta que está siendo preparada para que sea analizada por los legisladores locales, destacó la diputada presidenta de la Comisión de Seguridad Pública, Guadalupe de Lira Beltrán, quien indicó que la idea es bajar los niveles de deserción de policías que en algunos casos, sin justificación salen de las corporaciones y unos simplemente dejan de presentarse a laborar, a pesar de la capacitación que se les dio.
El costo de capacitación no se tiene exacto, dijo, sin embargo hay un estimado de que pudieran ser de aproximadamente 70 mil pesos mensuales en cada uno, cantidad que es considerable si se observa que algunos apenas ingresan a las filas policiacas y de pronto se dan cuenta que no es su vocación o simplemente no se sienten conformes con su responsabilidad y desertan.
Esta propuesta, comentó, está siendo complementada con información de la también diputada Patricia García, con la intención de obligar a quienes entran a las academias de policía, a que cumplan al menos un tiempo determinado ejerciendo su preparación y cumplan con la corporación a la que han sido asignados, y se haga valer al menos la inversión aplicada en ellos.
La invitación también es a que se haga no sólo un análisis personal sobre si ser policía es la vocación del interesado en ingresar a la Academia o al IESPA, pero también que antes de aceptarlos como estudiantes se les haga un estudio más minucioso de factibilidad, pues hay casos de presidencias municipales en donde se les van los recursos y dejan de reclutar a nuevos elementos, lo que deviene en déficit de policías.
Esta iniciativa está siendo preparada y hasta ahora parece que tiene aceptación, pues se ha advertido que la única intención es que quienes deseen entrar a prepararse como policías, sean personas comprometidas y estén seguros del compromiso que significa ser parte de alguna corporación, para que luego no se arrepientan de haber tomado la decisión.