Aunque la Constitución determina que México es un país laico, el involucramiento de un grupo confesional en el reparto de la “cartilla moral” que promueve el Gobierno y que cuenta con el beneplácito de la mayoría del Congreso de la Unión, busca que además del “pueblo bueno” todos los habitantes asuman un comportamiento positivo que los aleje de cualquier tentación de enviciarse.

Ojalá que algunos ejemplares lleguen a los partidos políticos para que dejen de hacer toda clase de chanchullos con tal de ganar una elección, lo que evitaría que las autoridades electorales impongan multas millonarias y coloquen en riesgo el triunfo que obtuvieron.

De acuerdo con la nueva visión oficial, quienes actúan en contra de la ley son unos perversos, personas malas que deben ser exhibidas públicamente para que otros no comentan el mismo extravío, situación que estuvo en práctica con los excesos que cometieron partidos y candidatos en las elecciones del pasado dos de junio.

De los seis estados en que hubo comicios, Aguascalientes acumuló un castigo de 11.8 millones de pesos, detectándose como principal anomalía gastos no reportados, aportación en especie de militantes y simpatizantes y pagos mediante transferencias o cheques nominativos.

La cuestión más grave tuvo lugar en el municipio de Cosío, al haber un sobregiro en gastos no reportados que puso en la tablita la victoria del candidato a alcalde del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), Eusebio Enrique Delgado Esparza.

Además, en la sesión del 12 de junio, el Tribunal Electoral del Estado (TEE) anunció una amonestación pública al Partido Acción Nacional (PAN) y su candidata a la alcaldía, Teresa Jiménez, por haber colocado propaganda en el primer cuadro, con lo que acreditó la denuncia que presentó MORENA.

A su vez, el PAN logró que se impusiera una multa de 40 Unidades de Medida y Actualización (UMAS) y una amonestación pública al candidato del Partido Libre en Calvillo, Daniel López Ponce, por supuesta afectación al menor, al haber utilizado a niños con fines de propaganda electoral sin el consentimiento de los padres de familia o tutores y de los propios menores.

El Instituto Nacional Electoral (INE) aplicó una multa de 37 mil pesos al candidato de MORENA, Arturo Ávila, por haber violado la ley al no rechazar “una aportación de una persona prohibida” por la ley. Ambos se presentaron en un video, en donde el cantante elogia el abanderado que promete “hacer el cambio” si resulta electo.

Es posible que las penas económicas y los jalones de orejas no sean suficientes para que los políticos se transformen en buenos ciudadanos, por lo que sería preferible que en lugar de multas y palmetazos los obliguen a escuchar diariamente durante una semana los discursos del presidente de la República, que les permita reconocer sus descuidos y tropezones y volver al sendero que fija la cartilla moral. De alcanzarse ese propósito, será uno de los más grandes legados del actual sexenio, al conseguir que la competencia política sea en buena lid, donde nadie cometa maldades y al final vencedor y vencidos desfilen juntos por las principales calles.

FLAQUEZA MÚLTIPLE

Lavarse las manos es común en aquellos que saben que son corresponsables de los accidentes viales que tiene que ver con la ingesta de bebidas alcohólicas, por lo que no sorprende que un funcionario municipal asegure que en todo caso la culpa recae en los consumidores y no en la extensión de horario en el cierre de bares, cantinas y antros.

Lo que sucede es que entre más tarde bajen cortinas más tiempo será el que duren los parroquianos en el lugar, por lo que en primer término está el horario, que como el niño que es risueño y le hacen cosquillas, es el que asistente a esos lugares.

Por una parte los propietarios del lugar tienen una buena venta y la autoridad una ganancia con la ampliación, sin importar lo que suceda después, ya que como dice el trabajador municipal, cada quien es libre de sus actos, pero si antes se iban a la media noche o la una de la madrugada y ahora lo hacen a las cuatro o cinco es natural que para entonces andan pasados de copas, lo que no obsta par que se vayan conduciendo su vehículo, que los convierte en una arma mortal para todo el que se atraviese en su camino.

El secretario de Salud, Sergio Velázquez García, en la firma del convenio de colaboración institucional e intermunicipal para la aplicación del operativo de alcoholimetría “conduce sin alcohol”, que tuvo lugar el pasado 28 de junio, subrayó que el año pasado se registraron 173 defunciones por accidentes, en donde se vio involucrado el consumo de alcohol, y de enero a mayo de 2019 fueron 47 casos, donde los accidentes significaron la primera causa de muerte en personas de 18 a 29 años.

En información por separado, la Fiscalía General del Estado dio a conocer que durante el pasado mes de junio los accidentes de tránsito cobraron la vida de 20 personas y dejaron lesionados a 106 más. De enero a junio se han abierto 491 carpetas de investigación por distintos delitos, de las cuales una parte corresponde a los percances.

Se ha pretendido culpar a los padres de familia de lo que sucede con sus hijos en los lugares de libación, ya que es una tarea que “no sólo recae en las autoridades, sino en todos los sectores de la sociedad”, afirmó el secretario de gobierno Enrique Morán, no obstante, quiéranlo o no, es mayor la responsabilidad de los gobiernos, al propiciar en primer término que las tabernas estén abiertas casi hasta el amanecer, porque esto le da más ingresos a la Secretaría de Finanzas y luego, si el ebrio es atrapado por la célula del alcoholímetro, pagará una fuerte multa que también es una entrada muy importante, además, basta que aparezca con aliento alcohólico para que sea sancionado. En estas circunstancias poco importa que ocurra un accidente, ya que para eso tienen la bandeja de Poncio Pilato.

En este punto, el Municipio de Aguascalientes tuvo un antes y un después con la primera alcaldesa María del Carmen Martín del Campo Ramírez, que entre las primeras medidas que dictó fue el cierre de cantinas y cervecerías a las doce de la noche, lo que provocó una auténtica “revolución” de los propietarios, acostumbrados a tenerlas abiertas las 24 horas del día, pero no hubo marcha atrás y en gran medida esto obligó que los derrochadores regresaran pronto a sus hogares.

De vez en cuando se reúnen los que mandan para acordar medidas que permitan reducir el consumo de líquidos alcohólicos, pero ninguna tiene que ver con un cierre temprano, porque de hacerlo se acabaría la minita de la ampliación de horario y el alcoholímetro. Está claro que todo lo que se diga o se haga, sin tocar ambos aspectos, sale sobrando, son en todo caso golpes de pecho teatrales.

PIZCA DE MATERIA

A más de uno pasmó el señalamiento que hizo Humberto Tenorio Izazaga, de Conciencia Ecológica de Aguascalientes, al considerar que la Alameda (Calzada Revolución) se encuentra en un “barrio viejo”, donde “no hay niños”, por lo que la remodelación y colocación de nuevos atractivos que se hizo en la época del alcalde Juan Antonio Martín del Campo fue “una inversión tirada a la basura”. Es un lugar enclavado entre las colonias Héroes, Del Trabajo y Ferronales, donde hay cientos de familias que en el poco tiempo que duró la regeneración lo aprovecharon, lo que terminó por falta de capacidad de la autoridad de entonces y actual de proveer de una vigilancia policíaca permanente y de una iluminación adecuada, por lo que al ser un sitio de paso fue destruido con la misma rapidez con que talaron los árboles para colocar los juegos y las construcciones. La Alameda fue un lugar muy frecuentado desde finales del Siglo XIX, ya que se consideraba una extensión de la estación ferrocarrilera, a la que acudían los paseantes por las tardes. Con la desaparición de los trenes de pasajeros, la citada estación entró en desuso al grado que hoy se le cataloga como un museo, por lo que los recorridos entre la arboleda dejaron de hacerse y que, sin tener un plan definido, el Ayuntamiento 2011-2013 trató de rescatar con resultados negativos, lo cual no se debe a que el lugar esté en un “barrio viejo”.