Mario Abner Colina
Agencia Reforma

CDMX.- Miguel Ángel Félix Gallardo, Rafael Caro Quintero y Ernesto Fonseca “Don Neto” Carillo, ese dragón criminal de tres cabezas que cimbró el país en los 80 con el Cartel de Guadalajara, aparecerán en la serie “Narcos: México”.
Tras haber contado el auge y caída de Pablo Escobar en Colombia, la franquicia de Netflix puso su mira en México y en los criminales que sentaron las bases para Joaquín “Chapo” Guzmán y los Hermanos Arellano Félix.
“Son los narcos que cambiaron la historia de este país. Nos guste o no nos guste, la trascendencia histórica, económica, política y social que tuvieron es tremenda. Hay un antes y un después.
“Sería muy naif, tonto, creer que sólo son los malos, que vienen de malolandia y desayunan bebés”, consideró Tenoch Huerta (“Aquí en la Tierra”, “Días de Gracia”).
En el proyecto, aún sin fecha de estreno, el actor interpreta a Caro Quintero, el “Narco de Narcos”, quien en prisión declaró que si lo liberaban pagaría la deuda externa de México.
Diego Luna encarnará a Félix Gallardo y Michael Pena a Kiki Camarena, un agente de la DEA asignado a Guadalajara.
“Ellos son los antagónicos. Vamos a ver el pleito entre estos dos. Grabé prácticamente todas mis escenas con Diego y Joaquín Cosío (Carrillo). No es la primera vez que trabajo con Diego, pero sí la que más he disfrutado.
“El nivel de interacción de los personajes es mucho más íntimo, profundo. Me sorprende la capacidad que Diego tiene para crear, para estructurar, para resolver. Joaquín Cosío también”.
Aunque su destino serán las audiencias globales, la producción no sólo estará plagada de mexicanidad en la narración y su elenco. Entre los directores se sumaron Alonso Ruizpalacios (“Güeros”) y Amat Escalante (“Heli”).
“Esto sirve muchísimo para que la historia sí tenga un saborcillo mexicano, que entendamos, estructuremos y construyamos desde nuestra idiosincrasia”.
El actor no comparte la opinión de quienes dicen que estas series son una apología del crimen.
“Apología del crimen es que 43 estudiantes no se hayan graduado de la Normal de maestros, o que tres estudiantes de cine de Guadalajara desaparecieran disueltos en ácido.
“Es que un juez de la Suprema Corte gane 600 veces más que un obrero y no rinda resultados. Apología del crimen no es contar un cuento, es que el cuento sucede todos los días en la vida real”.
Actualmente, sólo Félix Gallardo paga sus delitos, encerrado en Almoloya. “Don Neto” se encuentra en libertad condicional, y Caro Quintero está prófugo.
¿Se imagina Huerta al criminal al que interpreta viendo “Narcos: México” durante su huida?
“Supongo que si tiene Netflix, donde quiera que esté, la verá. Para mí es un personaje que estoy interpretando. No hago homenajes ni defensas. Me dan un personaje y le doy mi talento y energía, lo mejor que puedo”.