El secretario de Seguridad Pública Municipal, Antonio Martínez Romo, informó que la vigilancia equina en el Ayuntamiento de Aguascalientes se ha convertido en un área indispensable que permite localizar a una diversidad de infractores de la ley que se esconden en zonas rurales tras cometer sus ilícitos, así como se localiza a una diversidad de migrantes que ahí construyen sus cabañas.
“Hoy en día se cuenta con 16 equinos para operar en las calles de las comunidades rurales, así como en el campo del municipio de Aguascalientes, ya que estos animales entran en una variedad de espacios que no son accesibles para vehículos, motocicletas, bicicletas o patrullas”.
Un promedio de 30 elementos distribuidos en dos turnos se desempeñan en esta responsabilidad, quienes vigilan los cauces de los arroyos de la ciudad, apoya a los sanjuaneros y a todos aquellos que se movilizan por el campo del municipio de Aguascalientes.
Mencionó que esta vigilancia ha permitido encontrar a gente que se introduce a zonas agrestes o de los cerros y que están desvalijando vehículos, deambulando con pertenencias que acaban de sustraer de algun área, por posesión de drogas o bien que están consumiendo sustancias psicoactivas; cuando menos cinco casos diarios se registran en el municipio capital.
Otras personas como los inmigrantes se han hallado en las zonas no habitadas del municipio de la capital, quienes construyen chozas o cabañas para refugiarse en ellas. La Policía Municipal revisa la calidad migratoria de esa gente y si no la tienen se da vista al Instituto Nacional de Migración para que proceda en consecuencia.
“Asimismo, este servicio de la Policía Municipal ha permitido localizar a restos humanos en caminos de terracería o a personas indigentes que deambulaban fuera de la mancha urbana”, apuntó.