Carlos Enrique Reynoso Valdés / Agencia Reforma

Guadalajara, Jal.- Con el partido de la Ciudad de México a la vuelta de la esquina, los Patriotas volvieron a lucir en su mejor forma.

 La defensa de Denver no pudo frenar a la Tom Brady y compañía, que se impusieron 41-16.

 Los locales nunca pudieron establecer la conocida No Fly Zone y el ganador del JMV de las Finales de 2017 consiguió 266 yardas y 3 pases de anotación.

 El actual campeón de la NFL superó sin problemas a un conjunto cuyos equipos especiales fallaron desde el primer cuarto, en una escapada de 102 yardas de Dion Lewis tras una patada de despeje.

 Rob Gronkowski y Brandin Cooks fueron las principales armas por aire de Brady para recorrer el emparrillado del Sports Authority Field, aunque las anotaciones llegaron con el corredor James White y el ala cerrada Dwayne Allen.

 Con Brock Osweiler en los controles, Denver sólo pudo conseguir una anotación, en la que Demaryus Thomas recibió un pase corto del ex jugador de Cleveland, para conseguir su segundo touchdown de la temporada. Brandon McManus anotó sus 3 intentos de gol de campo en la noche.

 Los Patriotas viajarán al País para el segundo juego de temporada regular en dos años en la Ciudad de México, en el que enfrentarán el lunes a los Raiders de Oakland, que han perdido 5 de sus 9 enfrentamientos de la temporada y protagonizaron el encuentro del año pasado en el Estadio Azteca contra los Texanos de Houston.

El dato

Bill Bellichick llegó anoche a 270 victorias en temporada regular, para tomar el tercer lugar de todos los tiempos en la NFL, detrás de Don Shula (347) y George Hallas (324).

 

 

¡Participa con tu opinión!