A cinco años de prisión fue sentenciado por un juez federal, un distribuidor de drogas que operaba en el poblado de San Antonio de Peñuelas, y el cual fue detenido por agentes federales de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) adscritos a la Delegación Estatal “Aguascalientes” de la PGR.
El sentenciado había presentado un recurso contra dicha sentencia condenatoria, que fue dictada el pasado 23 de noviembre del 2017 por el titular del Juzgado Quinto de Distrito en Materia Penal, con sede en Aguascalientes.
Sin embargo, tras ser analizado el expediente por el magistrado del Tribunal Unitario, consideró que dicha sentencia estaba acreditada con los elementos de prueba del delito y la responsabilidad del implicado, aportados por el agente del Ministerio Público de la Federación.
De esta forma, se ratificó la sentencia de 5 años de prisión, así como al pago de una multa por 210 días de salario mínimo, que le fue impuesta al imputado por los delitos de portación de arma de fuego de uso exclusivo del Ejército, Armada o Fuerza Aérea; así como por el delito de contra la salud.
Dentro del proceso penal, el fiscal de la Federación adscrito a la Delegación Estatal “Aguascalientes” de la PGR, acreditó plenamente la responsabilidad del ahora sentenciado, por lo que deberá de permanecer recluido en el Cereso para Varones “Aguascalientes”.
De acuerdo al expediente penal, el ahora sentenciado fue detenido en el poblado de San Antonio de Peñuelas, durante un operativo llevado a cabo por agentes de la Policía Federal Ministerial, ahora integrada a la Agencia de Investigación Criminal (AIC), y le aseguraron 91 gramos de marihuana y dos cartuchos útiles calibre 9 mm.