Una larga sentencia tendrá que pagar un sujeto apodado “El Chuco”, al ser declarado culpable del delito de homicidio doloso calificado con las agravantes de premeditación, ventaja y alevosía, cometida contra su entonces rival apodado “La Liebre”.
Los hechos sucedieron en el 2010, cuando el imputado de nombre José Jorge “El Chuco” repentinamente apareció en calles de la colonia López Portillo, a bordo de un auto Tsuru en color rojo, en el cual viajaba del lado del copiloto, cuando en determinado momento el conductor de la unidad detuvo su marcha y bajó de la misma portando una pistola .9mm dirigiéndose a “La Liebre”, a quien le disparó en repetidas ocasiones, lo mismo hizo “El Chuco” pero con un arma calibre .45mm; concluida la acción y al observar que su blanco caía al piso, inmediatamente se retiraron del lugar.
Mientras tanto, los vecinos del lugar al escuchar las detonaciones y observar que José de Jesús estaba en el suelo en medio de un charco de sangre, solicitaron la presencia de los paramédicos y dieron aviso a las autoridades. En cuestión de minutos arribaron varias unidades de policías preventivos, quienes aseguraron la zona y permitiendo el paso de una ambulancia de la Cruz Roja, cuyos técnicos en Urgencias Médicas trasladaron al Hospital Hidalgo a “La Liebre”, toda vez que presentaba impactos de arma de fuego en diferentes partes de su cuerpo.
La Dirección de Policía Ministerial, al realizar las indagatorias correspondientes, determinó que se trataba de un problema de bandas rivales por la venta y distribución de drogas en el sur de la ciudad.
En consecuencia, “El Chuco” tendrá que pasar bajo la sombra 21 años y 3 meses, además de pagar una multa cercana a los 80 mil pesos, por concepto de reparación de daños.
Cabe mencionar que a este narco de Aguascalientes se le achacan otras dos ejecuciones, la de una mujer que apareció muerta en Ojo de Agua de Palmitas y otro sujeto que fue acribillado afuera de una casa en la avenida Mahatma Gandhi en la colonia San Pedro, todo por la disputa de la plaza.