CDMX.- Vaya susto que se llevó Lolita Cortés el pasado 23 de octubre, luego de ir a parar al hospital por un problema estomacal.
Por no hacerle caso a su cuerpo, la actriz pasó un cumpleaños nada agradable, debido a que no le pasaba la comida.
“Estaba comiendo, me agaché y literal… ¡se cayó la comida! No vomité, simplemente el bocado salió… y con el agua me sucedía igual.
“Corrí al hospital, me internaron, me hicieron todos los estudios y, pues, mi día de cumpleaños en el hospital”, afirmó la actriz.
Este problema, según Cortés, fue ocasionado por el estrés cotidiano, y ahora tendrá que estar tomando medicamento por un largo tiempo.
“(Fue) estrés, estaba un mes con una dieta que me recetó la doctora porque quemé mis cuerdas vocales por los jugos gástricos mal atendidos, viene esto y se va todo abajo, pero es estrés; hemos vivido momentos muy difíciles, tanto en sociedad como en el trabajo”, dijo.
Cortés agradeció que este problema no se le complicara ni requiriera una intervención quirúrgica.
“Lo bueno es que no hubo una obstrucción ni nada que necesitara una cirugía, simplemente voy a estar en relajación y que eso funcione solo.
“Ya me estoy recuperando, tuve que estar en cama con mucho reposo y medicamentos”, expresó Cortés, quien de nuevo está trabajando. (Froylan Escobar/Agencia Reforma)

¡Participa con tu opinión!