Saúl Alejandro Flores

Estimados lectores, como ya lo anticipé la semana pasada en esta serie estaré mostrando a ustedes, la panorámica que impera en el ámbito jurídico y normativo del agua, lo anterior para una mejor comprensión, evitaré ser demasiado técnico por que como ya lo he mencionado, eso nos permitiría comprender mejor el ámbito del agua cuando no se es un técnico o profesionista que se haya desempeñado en el sector durante un tiempo suficiente para hablar el lenguaje de manera amplia. Pasemos entonces a comentar tres de los artículos que me quedaron pendientes la semana pasada, así como el abordar una jurisprudencia de la SCJN Suprema Corte de Justicia de la Nación que considero nos dará otra panorámica distinta sobre los ámbitos de competencia y jerarquía de leyes.

Comenzamos entonces con el Artículo 25 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, CPEUM. Cuyo precepto establece que corresponde al Estado la rectoría del desarrollo nacional para garantizar que este sea integral. Así como el hecho de que el Estado planeará, conducirá, coordinará y orientará la actividad económica nacional, y llevará a cabo la regulación y fomento de las actividades que demande el interés general en el marco de libertades que otorga dicha Constitución. El sector público tendrá a su cargo, de manera exclusiva, las áreas estratégicas que se señalan en el artículo 28, párrafo cuarto de la Constitución, manteniendo siempre el Gobierno Federal la propiedad y el control sobre los organismos que en su caso se establezcan.

En cuanto a este artículo 26 el Estado organizará un sistema de planeación democrática del desarrollo nacional que imprima solidez, dinamismo, permanencia y equidad al crecimiento de la economía para la independencia y la democratización política, social y cultural de la Nación. Por lo tanto, habrá un plan nacional de desarrollo al que se sujetarán obligatoriamente los programas de la Administración Pública Federal.

El gobierno federal llevará a cabo la formulación, instrumentación, control y evaluación del plan y los programas de desarrollo. Asimismo, determinará los órganos responsables del proceso de planeación y las bases para que el ejecutivo federal coordine mediante convenios con los gobiernos de las entidades federativas e induzca y concierte con los particulares las acciones a realizar para su elaboración y ejecución.

Finalmente para concluir con el articulado de la CPEUM tenemos al Artículo 28, conocido porque establece que en los Estados Unidos Mexicanos quedan prohibidos los monopolios, las prácticas monopólicas, los estancos y las exenciones de impuestos en los términos y condiciones que fijan las leyes. El mismo tratamiento se dará a las prohibiciones a título de protección a la industria. Como excepción establece que: El Estado contará con los organismos y empresas que requiera para el eficaz manejo de las áreas estratégicas a su cargo y en las actividades de carácter prioritario donde, de acuerdo con las leyes, participe por si o con los sectores social y privado.

En este párrafo vale la pena observar lo concerniente a los servicios públicos. “El Estado, sujetándose a las leyes, podrá en casos de interés general, concesionar la prestación de servicios públicos o la explotación, uso y aprovechamiento de bienes de dominio de la Federación, salvo las excepciones que las mismas prevengan. Las leyes fijarán las modalidades y condiciones que aseguren la eficacia de la prestación de los servicios y la utilización social de los bienes, y evitarán fenómenos de concentración que contraríen el interés público”.

Como ya también lo había anticipado he considerado de gran utilidad el que puedan observar y considerar para sus futuras opiniones la siguiente jurisprudencia:

La jurisprudencia P/J136/2005, SJF, Tomo XXII, Novena Época, establece:

Estado mexicano. Órdenes jurídicos Que lo integran

“De las disposiciones contenidas en los artículos 1, 40, 41 primer párrafo, 43, 44, 49, 105 fracciones I y II, 116, primer y segundo párrafos, 122, primer y segundo párrafos, 124 y 133 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos se advierte la existencia de cinco órdenes jurídicos en el Estado Mexicano, a saber: el federal, el local o estatal, el municipal, el del Distrito Federal y el constitucional. Este último establece, en su aspecto orgánico, el sistema de competencias al que deberán ceñirse la Federación, Los Estados, Los Municipios y corresponde a la Suprema Corte de Justicia de la Nación, como tribunal Constitucional, definir la esfera de competencia de tales órdenes jurídicos y en su caso de salvaguardarla”.

“La aceptación de que existen cinco competencias no invalida el concepto de jerarquía del orden jurídico, cada competencia es un orden jurídico. Cada competencia es un orden jurídico en sí mismo en el que priva la jerarquía, es decir, una norma superior subordinada a la inferior, lo que se invalida es la aplicación del concepto de jerarquía entre las competencias. Es decir, una norma de competencia federal no es superior a una norma de competencia estatal y ésta no es superior a una norma de competencia municipal, simplemente son normas que pertenecen a órdenes jurídicos y competencias diferentes y si hay oposición entre ellas o que debe decidirse es a cuál orden jurídico le compete para ser aplicado”.

Más adelante volveremos a retomar estos argumentos desde una panorámica integral, sin embargo, no podía dejar de compartirles este criterio, que claramente determina que no hay niveles jerárquicos, como muchas veces se hace ver, que la federación es la cabeza del león y vale más que un estado y por ende el municipio es la “cola de ratón”, por así decirlo, nos habla de jerarquía de leyes, no de jerarquía de ámbitos, la federación, el estado y el municipio conforman esferas de competencia, no de jerarquía, y eso va a ser útil para que más adelante les hablé del rol de cada ley, reglamento federal, estatal y ordenamientos municipales. Esto será importante para poder implementar una política hídrica que permita que en México y Aguascalientes el agua nos alcance.

(Continuará)

Comentarios: saalflo@yahoo.com

¡Participa con tu opinión!