Saúl Alejandro Flores

Nota: Antes de comenzar con esta columna considero obligatorio hacer algo más que un paréntesis, sin afán de caer en un protagonismo que abuse de la tragedia que se vive, un hecho que conjuga también la capacidad de reacción de una ciudadanía que asume la conciencia de ser eso: ciudadano, en un esfuerzo conjunto entre instituciones, organizaciones e individuos que definitivamente sobrepasan a estructuras que ya se vuelven obsoletas como son los partidos, que lamentablemente hay quienes pretenden con el protagonismo lucirse y otros que buscan descalificar o exhibir al oponente. Considero honesto decir que no sigamos el juego, en una tragedia que requiere actitud de solidaridad, acción e inventiva hacia la concientización de lo que debemos hacer ante terremotos, huracanes, inundaciones y otros fenómenos que exhiben que no se ha hecho lo correcto por parte de quienes han ocupado cargos públicos en sectores delicados, y que la respuesta de la ciudadanía ya no debe ser sólo para solucionar la tragedia, sino para prevenirla, ese es el reto no sólo en el sector agua y la participación social bajo criterios de corresponsabilidad, eso debe ser ahora en cada uno de los sectores que confirman el espectro público. Mi más sentido pésame a los familiares de las víctimas, y a quienes perdieron todo o algo, que la solidaridad los ayude a seguir adelante. Y mi gran respeto a quienes se movilizaron, se sumaron y actuaron.

Ahora, después de esta introducción les comento a mis lectores que iniciaré una serie relativa al marco jurídico y normativo del agua, del que mucho se habla, y del que no se tienen en claro las competencias, he hablado de política regulatoria, política hídrica, participación de los usuarios o gobernanza, pero antes de plantear conclusiones, considero oportuno retomar algo que he publicado en otras ocasiones, y es lo correspondiente al marco jurídico del agua, pero ahora, lo haré incluyendo el marco estatal y algunas reflexiones adicionales, primero comenzaré por el orden constitucional, luego por el federal, estatal y al final, plantear una conclusión que nos brinde una visión integral de ese rubro tan vulnerable y vital como es el agua.

La constitución Política de los Estado Unidos Mexicanos en sus artículos  4, 25-28, 73, 115 y 124 establece las bases jurídicas de las que se derivan las leyes generales y sectoriales relativas al ambiente y al sector agua. Por lo general el gobierno federal se arroga aquellos sectores que por su importancia estratégica, política o social considera de interés nacional como es el caso del agua. en el país las aguas están reguladas por ordenamientos jurídicos que tienen diferentes niveles de jerarquía y parten de las normas que emanan del artículo 27 constitucional, en esta configuración política, jurídica y administrativa, corresponde a la administración pública federal la protección y regulación del agua y a los estados y municipios, áreas limitadas de esta estructura.

Artículo 4. Toda persona tiene derecho al acceso, disposición y saneamiento de agua para consumo personal y doméstico en forma suficiente, salubre, aceptable y asequible. El estado garantizará este derecho y la ley definirá las bases, apoyos y modalidades para el acceso y uso equitativo y sustentable de los recursos hídricos, estableciendo la participación de la Federación, las entidades federativas y los municipios, así como la participación de la ciudadanía para la consecución de dichos fines.

Artículo 27. Específica que la propiedad de las aguas del territorio nacional corresponde originariamente a la nación, establece y especifica la propiedad pública, privada y social para el aprovechamiento de los recursos naturales susceptibles de apropiación en este caso, incluyendo el agua. Aguas de jurisdicción estatal

Artículo 73. Se establecen las facultades del Congreso de la Unión para explotar leyes sobre el uso y aprovechamiento de las aguas de jurisdicción federal, así como para establecer las contribuciones sobre su aprovechamiento y explotación, y para expedir leyes que establezcan la concurrencia de los gobiernos federal, estatales y municipales en el ámbito de sus respectivas competencias en materia de protección al ambiente y la preservación y restauración del equilibrio ecológico, es decir leyes generales.

Artículo 115. Señala que los municipios, con el concurso de los estados tendrán a su cargo los servicios públicos de agua potable y alcantarillado, que los municipios de un mismo estado podrán coordinarse y asociarse para la más eficaz prestación de los servicios públicos y que los municipios, en los términos de las leyes federales y estatales relativas, estarán facultados para formular, aprobar y administrar la zonificación y los planes de desarrollo municipal, pudiendo expedir los reglamentos y las disposiciones administrativas que fueran necesarias.

Artículo 116. La federación y los Estados, en los términos de ley, podrán convenir la asunción por parte de éstos del ejercicio de sus funciones, la ejecución y operación de obras y la prestación de servicios públicos, cuando el desarrollo económico y social lo haga necesario. Los estados estarán facultados para celebrar esos convenios con sus municipios, a efecto de que estos asuman la prestación de los servicios.

Artículo 124. Dice que las facultades que no están expresamente concedidas por la constitución a los funcionarios federales se reservan a los estados.

Artículo 133. Establece que todos los tratados que estén de acuerdo con la misma serán Ley suprema de toda la unión y que los jueces de cada estado se arreglarán a dicha constitución, leyes federales y tratados.

Por cuestión de espacio, no abordé los artículos 25, 26 y 28, lo haré en la siguiente semana, opté hoy por los más conocidos, así como les mostraré un planteamiento a través de una jurisprudencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación que cambia la visión que se tiene respecto a las jerarquías de leyes y que por supuesto impacta en el sector agua, por que recuerden amables lectores que estas son acciones que permitirán que en México y Aguascalientes el agua nos alcance.

Comentarios: [email protected]