Ya estudia el Gobierno del Estado el tipo de árboles que plantará para hacer la remediación de las zonas donde construye los pasos a desnivel en el Campestre y en avenida Aguascalientes, informó el director de Conciencia Ecológica, Humberto Tenorio Izazaga, quien demandó a la Secretaría de Sustentabilidad, Medio Ambiente y Agua del Estado que preferentemente sean árboles nativos que garanticen una mayor resistencia y supervivencia.
El activista social dio a conocer a El Heraldo que el pasado viernes los ambientalistas atendieron una invitación que les hizo el secretario del Medio Ambiente del Estado, Alfredo Alonso Ruiz Esparza, quien les presentó el programa de recuperación que llevarán a cabo donde talaron los árboles para realizar los pasos a desnivel.
Señaló que los ambientalistas pidieron que los árboles que se vayan a plantar sean nativos de Aguascalientes por ser los más adecuados para resistir las condiciones del clima de la entidad. “Ya vimos que toda la masa arbórea que se quemó con la helada en diciembre pasado, sí son muy atractivos pero no resisten esos cambios tan bruscos, si bien aquí va a haber sol todo el año; una circunstancia como esa helada se llevó al traste al 30% de la masa arbórea de la capital”.
En tal sentido, dijo que los ambientalistas piden que se planten mezquites, huizaches y algunas variedades más pequeñas que resisten y dan sombra, además de que la intención es que se coloquen lo más cercano a la zona donde fueron talados o bien en algunos otros espacios.
Tenorio Izazaga reconoció que la compensación se va a llevar tiempo, por lo que las asociaciones y organizaciones defensoras del medio ambiente piden que la reposición sea también con árboles de rápido crecimiento y con una mínima posibilidad de pérdida de cuando mucho un 10% durante el proceso de reforestación.
“No todos los árboles tienen las mismas necesidades de agua, hay que ver que la tierra donde se van a plantar esté floja y si se plantan en lugares donde hay tepetate; se tienen que ver todos esos detalles”.