La violencia física en contra de las mujeres no llega de un momento a otro, sino que le anteceden otras formas de agresión que es necesario que ellas sepan detectar y sobre todo denunciar para prevenir que escalen hasta situaciones irremediables.
Así lo advirtió el titular de la Unidad de Psicología del Poder Judicial del Estado, Diego Alan Valdivia Sáenz, al sostener que hoy en día hablar de feminicidios es importante porque son un fenómeno real que impacta a toda la sociedad y por lo tanto atañe a todos.
En entrevista, dijo que conductas violentas en tema económico, de tipo sexual y psicológica no son parte de la vieja frase “la ropa sucia se lava en casa”, sino que deben compartirse, denunciarse cuando sea necesario y ser motivo de reflexión y de consecuencias.
Consideró que el tema de feminicidios es uno de los más importantes en este momento a nivel de problemática social generalizada en el país y también en el ámbito de la justicia; es algo de lo que se debe hablar, conocer y visibilizar para combatirlo y luchar por su disminución y erradicación.
En ese sentido, recordó que se trata de una lucha cultural en una sociedad como la mexicana, donde subsisten perspectivas del poder del hombre al seno de la casa, que permite regañar, gritar e incuso golpear a la mujer cuando considera que no hizo las cosas bien.
“Sin embargo, es un cambio que debemos fomentar todos y si las agresiones se siguen quedando en casa lo que sucede es que la violencia escala y puede terminar en tragedia, cuando se pudo haber evitado”.
Subrayó que, como seres humanos, hombres y mujeres tenemos que encaminarnos hacia la cultura del respeto y de la paz y de ninguna manera seguir normalizando la violencia como parte de la vida cotidiana en la casa, el trabajo, con la pareja o en el trato familiar.
Recordó que hay instancias como la Fiscalía General del Estado y su Centro de Justicia para Mujeres, donde el PJE cuenta con un juzgado especializado para estos casos, así como para que quienes sufren violencia acudan a pedir atención, apoyo y asesoría.
Es importante conocer y fomentar la cultura de la denuncia para que, en su caso, las investigaciones de oficio y los juicios se lleven a cabo y lleguen a buenos puertos antes de que se presenten situaciones irremediables y trágicas en contra de ellas.