Para toda la vida

Rodeados de sus seres queridos, la pareja formada por María Fernanda Acevedo Veloz y Raúl Guerrero Ortiz, juraron ante el altar de Dios amarse y respetarse todos los días de su vida.
Para esta memorable fecha, la pareja acudió a la Catedral Basílica de Nuestra Señora de la Asunción al lado de Juan Antonio Acevedo de la Rosa y Beatriz Veloz Santoyo, padres de la novia, así como Felipe de Jesús Guerrero y Rosaura Ortiz, papás del novio.
Con Cristo como testigo, ambos intercambiaron votos de amor eterno, con lo cual fueron bendecidos y declarados por el sacerdote como marido y mujer.
Concluida la ceremonia religiosa, los contrayentes ofrecieron un cálido festejo, en el cual se hicieron acompañar de sus familiares y amistades más cercanas.