El sueño de amor entre Luis Miguel Pérez Olivares y Tanya Janeth Morales Esparza, se vio cristalizado al aceptar compartir su vida ante Dios y recibir el sagrado sacramento del matrimonio.
El Cristo del templo de Nuestra Señora del Rosario, fue testigo principal de sus votos sacramentales, al igual que sus papás, padrinos de velación y demás familiares que los acompañaron.
La feliz pareja fue enormemente felicitada por sus allegados, y compartieron con ellos esta maravillosa dicha de convertirse en esposos.