Por FRANCISCO VARGAS M. - Foto: Enrique De Santiago

FERMÍN RIVERA (Obispo y Oro)
“El Nano” de José María Arturo Huerta, fue su primero al que le trazó verónicas lucidas por ambos lados, quitando por ajustadas chicuelinas. Muleta en mano, comenzó por bajo, viniendo una primera tanda por el derecho, metiéndolo a la canasta. Por el izquierdo, se vuelve incómodo y corto, robándole meritorios naturales, siendo enganchado en algunos de ellos. Prosiguió por ese lado, trazando pases templados de gran expresión clásica, lo mismo que hizo por el izquierdo donde corrió la mano con temple, concluyendo con doblones rematados a pitón contrario. Estocada trasera arriba, cuatro golpes, un aviso, para recibir palmas.
A “Colonchero” se abrió con capa a la verónica, jugando los brazos cerrando con revolera. Quitó por apretadas gaoneras iniciando con alto, viniendo una primera serie bien trazada por el derecho y otra por el izquierdo con voluntad, ante un toro descastado sin transmisión, estando Fermín con mucho empeño y actitud, buscándole las vueltas al toro. Cuatro pinchazos, media tendida, otra media, para recibir un aviso y palmas de aliento.

MICHELITO LAGRAVÉRE (Perla y Oro con Cabos Negros)
Bregó con capa para fijar a “Te Quiero Más”, tomando muleta para brindar su faena al líder de los ferrocarrileros, Víctor Hugo Flores. Ante un toro que se desplazaba y no tuvo muchas complicaciones, hace una faena aseada y con oficio de buen trazo, en la que intercaló adornos como molinetes. En la última parte, el toro terminó con la cara arriba, estando en ese mismo tenor de solvencia y buen torear Michelito, quien concluyó con dos manoletinas y doblones. Se puso pesado con el acero, dejando estocada entera atravesada, siete golpes de descabello, escuchando dos avisos retirándose entre división.
A su segundo “Gran Tunal”, lo recibió a porta gayola, acostándose prácticamente para no ser arrollado, sufriendo un fuerte golpe en la pierna. Con un toro corto que desarrolló sentido y fue prácticamente imposible, le robó meritorios pases, optando por abreviar dejando media atravesada, cinco golpes de descabello para división.

ROMÁN COLLADO (Sangre de Toro y Oro)
“Don Addiel”, toro de su presentación en esta plaza y Feria, lo bregó y lanceó a pies juntos y cerrando con media. Con torería se dobló rematando con el de pecho de pitón a rabo. Con un toro que quiso huir, inteligentemente le dejó la muleta en la cara, viniendo una faena entendida con pases de buen trazo, sin faltar adornos como cambios de mano por la espalda, finalizando con luquesinas. Estocada caída teniendo petición de oreja que le fue concedida.
El cierra plaza fue “Carmín”, abanto de salida, el cual desde un principio se puso por delante y midiendo. En la suerte de varas, se arrancó intempestivamente a la cabalgadura de Juan Cobos, a quien desmonta al igual que a Guillermo “Memo” Cobos, que estaba al temple montándolo prácticamente en las tablas. Brindó también al líder de los ferrocarrileros, comenzando por bajo y derechazos, punteando el astado en sus embestidas. El toro sacó aspereza y llegó parado al último tercio, robándole pases con diestra mano, mostrando su gran sitio y técnica el diestro valenciano quien al final ligó molinetes. Pinchazo, otro hondo tendido y un golpe de descabello, escuchando palmas.

Al final Francisco Dóddoli, representante ejecutivo de la Asociación Nacional de Matadores de Toros y Novillos, Rejoneadores y Similares, acompañado del tesorero, Juan Luis Silis; entregó la Oreja de Oro, a Román Collado, quien dio la vuelta al ruedo triunfal con el codiciado trofeo.
Para el próximo sábado 5 de mayo, en lo que es la Onceava Corrida del Serial Taurino 2018, se anuncia a Juan José Padilla, Alfredo Ríos “El Conde” y Uriel Moreno “El Zapata”; con toros de la ganadería de Santa María de Xalpa. ([email protected])