Isaac Flores 
Agencia Reforma

No todas las familias se componen de padres e hijos, hay algunas conformadas por roommies, amigos y hasta por “perrhijos”.
Por eso, para probar la Grand Caravan 2017, cinco amigos y yo nos fuimos al Autocinema Coyote para, desde ésta, ver la función de medianoche.
Y es que la minivan de Dodge cuenta con espacio suficiente para siete pasajeros, pues está equipada con una segunda fila de dos asientos tipo capitán y una tercera fila con asiento de banca en la que caben hasta tres personas.
Para nosotros seis, el espacio fue más que suficiente, incluso ocupamos la cajuela para guardar una banca, una silla plegable de madera, cojines y tres cobijas para el frío. Sí, íbamos bien preparados para acampar en el Autocinema.
Si de verdad crees que necesitas más espacio, basta con abatir los asientos y guardarlos bajo el piso, como por arte de magia, el área de carga se amplía hasta tener un volumen de 4 mil 50 litros.
Es cierto, conducir una minivan no es particularmente emocionante y la Grand Caravan no es la excepción.
Esta camioneta de Dodge integra un motor V6 de 3.6 litros y transmisión automática de 6 velocidades, con lo que genera hasta 290 caballos de fuerza, suficientes para rebasar a algunos camiones de forma segura, pero nada más. Lo que sí ofrece es un rendimiento de hasta 14.4 kilómetros por litro.
¿Necesitas mantener entretenidos a tus pasajeros? Basta presionar un botón para desplegar una pantalla de 9 pulgadas, que permite conectar una consola vía el puerto HDMI o, si todavía es que cuentas con alguno, reproducir un DVD. Lo cierto es que el sistema de sonido de 6 bocinas es suficiente para que todos los pasajeros tengan un sonido adecuado.
Incluso, mediante la pantalla táctil de 6.5 pulgadas, ubicada en el tablero, es posible dirigir el sonido en zonas específicas de la camioneta… debo admitir que por unos minutos me sentí el DJ del viaje.
Sin embargo, la Grand Caravan no es perfecta, para encenderla es necesario introducir la llave junto al volante, además de que la interfaz del sistema de infoentretenimiento no es precisamente intuitiva ni cuenta con GPS.
Pero con un precio que va de los 470 mil a los 600 mil pesos, esta minivan busca posicionarse como la más económica del mercado e incluso, en su versión más equipada, ofrecer pequeños detalles como cámara trasera para asistir el estacionado, conector de 115 volts y hasta volante forrado en piel y con calefacción.
Son esos detalles los que uno aprovecha en los viajes familiares, y es que una vez que llegamos al Autocinema, fue suficiente con estacionar la Grand Caravan y voltear los asientos de la tercera fila para tener una banca. Así todos pudimos disfrutar de la película, en familia.