Aguascalientes, noqueado por el frío. No estamos preparados para soportar un clima tan gélido como los de estos días y tampoco le apostamos a la cultura de la prevención. Ya se nos olvidó que hace 20 años nevó y que los estragos fueron los mismos.

LAS TUBERÍAS. Ricardo Galván, especialista en tema de tuberías, da algunas fáciles y serias recomendaciones que permitirán al ciudadano estar preparado y prevenido. En primer lugar, explica que el hielo al entrar en contacto con el calor del sol se expande y es por eso que las tuberías resultan dañadas, tanto de manera interna como externa, hasta al punto de romperlas.

Ante ello, hay que cerrar la llave de paso del tinaco; desahogar los tubos abriendo los grifos de la casa (recolectando el agua en cubetas). Recubrir con espuma de poliuretano las tuberías para evitar futuras fisuras; o cobijarlas con bajo alfombra usando cinta de ductos. Esto funciona como un recubrimiento térmico que impedirá el congelamiento del agua, si es que ésta no fue retirada.

Y cuando la tubería ya está rota, si el daño no es tan grave, hay que aplicar cinta reparadora, o cinta con base silicón que son de sencilla aplicación. Si el daño es grave, el cambio de tuberías será inevitable.

¿Y sobre los calentadores solares? Ricardo Galván afirma que hay calentadores solares que ya están preparados para este tipo de climas; cuentan con una válvula de anticongelamiento que drena el agua automáticamente. A pesar de que algunos no cuentan con esta tecnología, se recomienda de igual manera el desahogo de los tubos para evitar rupturas.

QUE SIGAN VIVAS. También las plantas sufren las inclemencias del frío, incluso pueden morir inmediatamente a causa de las bajas temperaturas. Es sabido que las plantas traen frescura al hogar, pero esto no significa que puedan resistirla a niveles tan bajos. Luis Hidalgo, especialista en la materia, recomienda en caso de que se puedan mover, meterlas a un lugar cálido, alejado de cualquier calefacción artificial; además, cubrirlas con una malla o sábana por la noche.

También hay que evitar el riego nocturno y el riego con agua fría, y de ser posible calentar un poco el agua hasta que ésta se encuentre tibia. Igualmente se sugiere mantenerlas húmedas, y regarlas de preferencia a mediodía o en la hora más cálida del día.

Como a toda planta, se le debe de dar el cuidado que se le da durante todo el año, como la exposición adecuada al sol o el ponerle algún fertilizante.

CUIDE SU AUTO Y SU SEGURIDAD. Amancio Flores Gutiérrez, maestro de mantenimiento automotriz en el Cecati 28 desde hace veintiún años, e ingeniero mecánico desde hace veintisiete, sugiere algunas recomendaciones que pueden evitar cualquier percance:

Si se prevé una helada conviene colocar una manta dentro del cofre, encima del motor, y renovar el anticongelante de manera inmediata. El verde tiene una duración aproximada de un año, y el rojo de cinco años. En caso de no tener anticongelante, drenar el agua del automóvil para que ésta no se congele. Al día siguiente volverle a colocar agua, ni fría ni caliente, tibia será suficiente; y tomar tiempo para calentar el coche antes de ponerlo a andar, con el fin de que el mecanismo no se vea trabado o afectado.

Estas sencillas recomendaciones pueden ser de gran ayuda para que las inclemencias del frío no te dejen varado en algún lugar. De igual manera, el especialista en la materia, exhorta a una revisión en los frenos, puesto que éstos pueden verse afectados por las bajas temperaturas.

¡Participa con tu opinión!