Para ellos no existen los límites

Mucha gente tiene como objetivo practicar algún deporte, llegar a ser profesional o sobresalir en el deporte, incluso tal vez solamente el tener un cuerpo atlético que los mantenga en buena forma, sin embargo, muchos ponemos pretextos dejando para después el hacer ejercicio o conseguir nuestras metas; algo que Imperio Gallos de Aguascalientes no hace a pesar de tener capacidades especiales, que en algún momento los hizo pensar que no podrían volver a practicar deporte.
Desde hace algunos años se creó el equipo de futbol para amputados de Aguascalientes, que le da la oportunidad a personas que han perdido alguna extremidad de involucrarse nuevamente en el deporte y sentirse parte de un equipo que poco a poco ha ido creciendo hasta lograr convertirse en una familia. Todos los martes, jueves y sábados, Imperio Gallos se reúne ya sea para jugar o entrenar intensamente con la meta de ponerse a punto y tener un buen nivel rumbo a la competencia nacional en la que estarán participando este año, y en la que ya tuvieron su primer partido ante Pumas del Estado de México en el cual cayeron por 8-0. El marcador es lo de menos, el esfuerzo y trabajo que hacen día con día resalta la enorme mentalidad que tienen los jugadores que no se dan por vencidos ante ningún obstáculo.
El arquero del equipo, Antonio Ontiveros llegó al club hace tres años, perdió a los 16 su brazo derecho pensando que nunca más podría volver a jugar de portero, cosa que le gustaba desde siempre. El club le dio la oportunidad de volver a jugar. “Lo más complicado es adaptarse, tienes la sensación de que todavía tienes tu pierna o tu brazo, quieres meter la mano y ya no está ahí. Hasta este año se pudo hacer la liga, vamos a jugar tres encuentros de local y otros tres de visitante, saldremos a Monterrey y a México; somos doce equipos de toda la República”, compartió con gran emoción.
Por otro lado, Moisés González se integró hace apenas un año recibiendo al equipo como si fuera una familia más. “Estuve buscando opciones, me encantaba jugar de portero, aquí tuve que adaptarme a la posición que es la que puedo jugar. Usar los bastones, la condición después de estar mucho tiempo parado es lo más complicado. Poco a poco lo estamos logrando, nos partimos el alma en cada partido y les ofreceremos un gran espectáculo”, aseguró el defensa central.
Valente Medellín pone al equipo a tono físicamente y asegura que no le cuesta trabajo entrenar al equipo ya que desde inicios de su carrera trabajó con jugadores lesionados que tenían que regresar al cien por ciento. “Ellos se divierten mucho, hoy hay mucha violencia en cualquier campo de futbol, pero aquí se trata de rescatar valores, la cultura deportiva, todo es familiar”, expresó de manera orgullosa. Con este ejemplo el equipo de Imperio Gallos Aguascalientes muestra que los límites no existen, nada es imposible cuando nos proponemos una meta que alcanzar.
El equipo entrena martes y jueves de cinco a siete de la tarde en el parque de Ciudad Industrial para aquellos que estén interesados en unirse al plantel. Por otro lado, el próximo cinco de octubre tendrán su segundo partido de liga ante los campeones Tigres como locales en un evento al cual hay que ir sin pensarlo para disfrutar del futbol.