El aborto no es un tema de debate ideológico entre personas de diversos pensamientos o preferencias sexuales y tampoco es problemática de la convivencia humana, sino que representa la sentencia de muerte de dicha interacción, señaló Carlos García Villanueva.

El coordinador estatal del Frente Nacional por la Familia, aseguró que este organismo no existe para defender ninguna manifestación doctrinal, científica o partidista, sino que su objetivo está centrado en garantizar el desarrollo armónico de la existencia.

En conferencia de prensa acompañado por pastores evangélicos para reiterar la invitación a la sociedad aguascalentense a participar en la marcha “Salvemos las dos vidas”, el próximo 20 de octubre, sostuvo que privar la vida a un ser humano es un acto que contradice el espíritu de las leyes jurídicas, el papel garante del gobierno y la estabilidad social tal y como la hemos conocido y construido por siglos entre las sociedades.

La vida, constituye un derecho de primera generación que se incluye en la lista de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, junto con el derecho a la libertad, integridad, voto, prohibición de la discriminación, protección contra la tortura, esclavitud y defensa de la libertad de opinión, conciencia y religión, agregó.

En ese sentido recalcó que el FNF no consiste en un grupo de personas ingenuas que cierren los ojos a la realidad, sino que, por el contrario, su existencia detona el derecho legítimo a defender la vida de la amenaza del aborto.

Dejó en claro que en el marco del respeto, la igualdad, la ciudadanización y la democratización de las ideas, el FNF se opone a una hegemonía ideológica que se excusa en nomenclaturas para impedir que el derecho de las futuras generaciones sea salvaguardado.

Indicó que legislar racionalmente al respecto es una obligación del estado; proteger, salvaguardar y establecer medidas que dignifiquen la existencia, libertad, propiedad e integridad de la persona, es una labor permanente.

Así, recordó que el próximo 20 de octubre la gran marcha nacional será una fiesta de la familia a favor de la vida de los dos: la madre y el bebé. Comenzará en la esquina de las calles Cosío y Madero, para seguir por ésta ultima y concluir en la explanada del Jardín de San Marcos.