Habitantes del Barrio de El Encino reportaron un incendio en un taller mecánico y lo que encontraron fue una pequeña fábrica clandestina donde se realizaban papitas fritas, la cual fue clausurada debido a que estaba funcionando sin contar con el permiso correspondiente y tampoco tener las medidas de higiene necesarias.
Fue a las 15:48 horas del martes, cuando se reportó al C-4 Municipal que en un taller mecánico ubicado en calle Águila, en el Barrio de El Encino, estaba registrándose un incendio.
Al lugar señalado arribaron policías preventivos, Bomberos Municipales de Aguascalientes y personal de la Coordinación Municipal de Protección Civil, a bordo de las unidades UE-06, UE-16, UE-33 y UE-39.
A su llegada se percataron que de la parte posterior salía bastante humo, pero al momento de ingresar descubrieron que había una pequeña fábrica de papas fritas. Debido a un descuido, la gran cantidad de aceite para preparar las frituras y que estaba en un enorme cazo comenzó a quemarse, siendo esto lo que provocó el humo.
Los Bomberos Municipales procedieron a retirar el cazo del fuego y tirar el aceite quemado para evitar algún incidente. Debido a que el lugar estaba funcionando de manera clandestina, además de que no contaba con las medidas de seguridad e higiene correspondientes, fue clausurado por inspectores de salud pública.