Material bélico, asegurado en una diligencia judicial de desahucio, generó confusión y alarma la mañana de ayer en Palacio de Justicia; la situación, sin embargo, no fue de riesgo en ningún momento; ante el hallazgo, la Fiscalía General del Estado, abrió una carpeta de investigación para deslindar responsabilidades sobre el contenido.

Respecto del incidente que congregó a las corporaciones estatales y municipales de seguridad pública y protección civil en torno a la sede del Poder Judicial, el magistrado presidente Juan Manuel Ponce Sánchez, informó que sólo se cumplieron protocolos de seguridad.

Explicó que en el marco de una diligencia de desahucio ordenada por un juez civil, personal de la Dirección de Actuaría procedió al ingreso de un inmueble abandonado por un inquilino incumplido en el fraccionamiento Municipio Libre de esta capital.

Ahí, se aseguraron diversas pertenencias que habían sido dejadas, a fin de entregar la propiedad a su legítimo dueño, por lo que fueron trasladadas al Palacio de Justicia donde se pudieron a disposición del juez, mismo que en su inspección detectó material de tipo bélico.

De tal forma que se dio vista del contenido al Ministerio Público y éste, en cumplimiento a protocolos de actuación, reportó al C4 municipal, donde se ordenó un operativo de seguridad en el inmueble.

El material reportado por el director operativo de Protección Civil Estatal, capitán Miguel Olguín Olmedo, fue una granada de gas lacrimógena de las que suelen utilizarse por fuerzas antimotines en algunas ciudades.

También cartuchos calibre 2.23 y 7.62, además de un cargador para fusil calibre 7.62; artículos todos que en tanto no sean manipulados para su activación no representan peligro alguno para el inmueble ni para las personas que laboran ahí.

En la sede del Poder Judicial, Ponce Sánchez recalcó que no hubo necesidad de evacuar personal y reiteró que la vista dada al Ministerio Público implica el inicio de la investigación que tenga lugar respecto del material asegurado.

Por su parte, la Fiscalía General del Estado informó a través de un comunicado de la apertura de una carpeta de investigación y la presencia de personal de la Dirección General de Investigación Pericial, que determinó que los objetos fueran operados por elementos de la XIV Zona Militar, conforme a los protocolos de actuación que maneja dicha instancia; la investigación en curso permitirá deslindar responsabilidades, se acotó.