J Refugio Pedroza
El Heraldo de León

Un rumor generado en redes sociales que advertía sobre desabasto de gasolina desató “compras pánico” frente a las estaciones de servicio de León.

Desde las 19 horas, se generó una reacción en cadena de automovilistas que, alarmados por una posible escasez similar a enero y febrero, hicieron largas filas para abastecerse.

El escenario de “psicosis” se generó a pesar del llamado de la oficina de Comunicación Social del municipio para no caer en alarmas sin fundamento, porque –oficialmente- sí hay suministro de combustible.

Por su parte, la Procuraduría Federal del Consumidor difundió ayer por la tarde un comunicado que exhorta a los ciudadanos de León a no caer en situaciones de alarma.

Explica la Profeco en su boletín que desde junio se ha cerrado el gasoducto por un día o por horas para reparar daños ocasionados por el huachicol, pero nunca se ha sido motivo de desabasto.

A pesar de estos exhortos para no caer en compras pánico, millares de automovilistas volvieron a hacer fila frente a las estaciones de gasolina como ocurrió a principios de año.

“Lo vi en redes sociales, comenzaron a decirnos que pusiéramos gasolina porque habría escasez nuevamente, por eso me dio psicosis y aquí estoy formada”, dijo Andrea N, conductora y ama de casa.

Hubo casos de estaciones que experimentaron filas de vehículos hasta por un kilómetro, situación que reflejó la “angustia” de conductores por alcanzar la cargar su tanque de combustible.

Hasta el cierre de esta edición, la mayoría de las gasolineras de la ciudad pudieron atender la sobredemanda y, según la posición oficial, sí hay surtido normal en las gasolineras.

Se espera que el caos sea pasajero y que a partir de hoy mismo, el suministro de gasolina se regularice para evitar efectos más complicadas.

Otro sector de cibernautas reprochó a la fuente informativa que de manera irreponsable generó el rumor y que desató el escenario de caos observado sólo en León, ayer por la noche.