José de Jesús López de Lara

Anoche se registró un asalto a un negocio de telefonía celular que se ubica en el interior de un centro comercial del norte de la ciudad.
Lo anterior provocó un impresionante operativo por parte de policías preventivos, policías estatales y agentes de la Fiscalía General del Estado.
Los hampones -tres hombres y una mujer-, que llevaban pistolas tipo escuadra, lograron escapar con 60 teléfonos celulares de diferentes marcas, así como dinero en efectivo.
La camioneta que utilizaron para darse a la fuga, fue localizada minutos después por policías preventivos del Destacamento “Terán Norte”. Se encontraba abandonada en un camino de terracería que conduce a la colonia Constitución, en frente de un club deportivo. Fue aproximadamente a las 21:00 horas del sábado, cuando se registró un asalto a un local de AT&T conocida empresa telefónica que se ubica en el centro comercial Altaria.
De acuerdo a la versión de los empleados, llegaron tres hombres y una mujer vestidos de negro, quienes los amagaron con pistolas tipo escuadra.
Enseguida procedieron a apoderarse de los equipos telefónicos que estaban en los exhibidores, los cuales guardaron en unas cajas.
Se llevaron 60 equipos telefónicos, de los cuales varios eran iPphone X, Samsung S8, entre otros.
Al difundirse el asalto que se había registrado, provocó pánico entre clientes y empleados. Los mismos guardias de seguridad procedieron a ordenar que se cerraran los locales comerciales.
Al lugar de los sucesos arribaron minutos después policías preventivos, policías estatales y agentes de la Fiscalía General del Estado. Incluso, se contó con el apoyo del helicóptero “Águila Uno” de la Policía Estatal, que realizó sobrevuelos de vigilancia en la zona.
Tras conocerse que los asaltantes habían escapado hacia el norte por el Blvd. a Zacatecas a bordo de una camioneta Navigator, color negro, de inmediato se implementó un operativo de búsqueda por la zona.
Incluso, acudieron patrullas de la Policía Preventiva de Jesús María, quienes se apostaron sobre la misma carretera federal No. 45 Norte, a la altura de la empresa MDM.
Fue sin embargo, sobre un camino de terracería que conduce a la colonia Constitución, a la altura de un conocido club deportivo, donde los policías preventivos del Destacamento “Terán Norte” encontraron abandonada la camioneta utilizada por los asaltantes.
Hasta ese lugar llegaron agentes del Grupo Anti-Asaltos de la PME y personal de la Dirección de Investigación Pericial, quien se encargó de sacar huellas dactilares a la camioneta que resultó con reporte de robo con violencia en la Ciudad de México.
Al lugar del asalto, arribó una ambulancia del ISSEA para brindar atención a empleadas del centro de telefonía, que sufrieron una fuerte crisis nerviosa por lo ocurrido.