Mirna Ramos
Agencia Reforma

MONTERREY, NL.- Al saldar cuentas con Guillermo Rentería, quien fue relevado como publicista del Gobernador Jaime Rodríguez, ni «El Bronco» pagó de su bolsa, ni el estratega trabajó por hobby, como ambos habían dicho que sería.

Entre noviembre del 2016 y abril pasado, la empresa Mercadotecnia de Emociones, encabezada por Rentería, recibió 49.2 millones por parte del Gobierno estatal. La mitad de ese monto le fue pagado en el 2018, cuando el mandatario buscó la Presidencia.

En el 2015, asesorado por Rentería, «El Bronco» arrasó en la elección por la Gubernatura, tendencia que no se repitió en el 2018, cuando fue candidato Presidencial y estuvo nuevamente respaldado por su publicista de cabecera.

Tras fracasar en su intento presidencial, los niveles de aprobación de Rodríguez se desplomaron hasta el 22 por ciento, de acuerdo con las mediciones difundidas por la Plataforma Cómo Vamos Nuevo León.

El Gobernador mantuvo a Rentería como proveedor del servicio de producción de videos, aunque surgieron versiones de una ruptura entre ellos en vista de la caída en la aceptación del Gobernador.

Pese a que desde el arranque del sexenio Rentería era un participante común en eventos y giras del Mandatario, durante un año negaron la existencia de alguna relación contractual con el Gobierno.

Y aunque Rodríguez admitió en septiembre del 2016 haberle pedido algunos trabajos, aseguró que eran a nivel personal y los había pagado de su bolsa.

El 2 de mayo del 2017, Grupo REFORMA reveló que Rentería sí tenía un contrato y que hasta entonces había recibido por lo menos 7 millones de pesos.

Ese mismo día aseguró que para él no era negocio trabajar con el Gobierno, sino más bien un hobby, y que su verdadera intención era lograr un cambio político positivo en el país.

«Si bien el Gobierno como tal no ha sido negocio para mí, el resultado electoral a mí me ha llevado a otro nivel que me permite hacer trabajos por fuera, para otras partes», argumentó.