Padeció demencia

CDMX.-Robin Williams, quien se quitó la vida el 11 de agosto del 2014, luchaba contra un desorden mental el cual no le fue diagnosticado inmediatamente, lo que le causó extraños síntomas, como la demencia.
Todo esto fue revelado en una nueva biografía escrita por Dave Itzkoff y titulada Robin, publicó Deadline.
Según el libro, los extraños síntomas absorbieron toda su vitalidad y la demencia lo llevó a atentar contra su propia vida.
Inicialmente a Williams se le diagnosticó con Mal de Parkinson, pero su comportamiento durante su último año de vida no era característico de dicha enfermedad, por lo que algunos culpaban a las drogas y al alcohol de sus problemas.
Un neuropatólogo fue quien diagnosticó correctamente al actor, quien sufría en realidad de demencia con cuerpos de Lewy.
La llamada demencia con cuerpos de Lewy es una enfermedad degenerativa que afecta a las neuronas y es muy difícil de diagnosticar y tratar. (Staff/Agencia Reforma)