Los pacientes en etapa terminal no deben sufrir, sino que deben recibir atención especializada y los medicamentes necesarios para controlar sus dolores.
Los cuidados paliativos son un modelo de atención que mejora la calidad de vida de pacientes con enfermedades fuera de expectativa de curación y de sus familias, por medio de la prevención y el control del sufrimiento, con la identificación precoz, la evaluación y tratamiento adecuados del dolor y otros problemas físicos, psico-sociales y existenciales.
La Dirección de Calidad del ISSEA, a través de la Coordinación Estatal de Cuidados Paliativos a cargo de la Dra. Sandra Elizabeth Jiménez Cetina, implementó un modelo de atención cuyo principal objetivo es brindar los cuidados paliativos a pacientes con enfermedades amenazantes para la vida, así como a su familia, con una extensión de cobertura de los servicios de salud.
Jiménez Cetina explicó que la atención es proporcionada de manera ambulatoria o en el domicilio del paciente, por personal médico capacitado en el control del dolor y otros síntomas.
Las enfermeras y psicólogas otorgan un manejo tanatológico; mientras que trabajo social se aboca a la integración de redes de apoyo y recientemente se incorporó al equipo multidisciplinario el área de nutrición.
Se atiende a pacientes de todo el estado referidos por las unidades hospitalarias o por iniciativa de la familia, sin etiquetamiento del sistema de salud al que pertenezca.
Se da cobertura en turno matutino, de lunes a viernes, con dos equipos interdisciplinarios conformados cada uno por médico, enfermero, trabajador social, psicólogo, nutriólogo y apoyo administrativo.
El tiempo de espera para recibir la atención, posterior a la referencia, es menor a 24 horas: la atención es totalmente gratuita, incluyendo medicamentos para el control del dolor y otros síntomas.
De enero a julio del presente año se han ingresado a este programa 125 pacientes, otorgando 989 consultas médicas, 837 intervenciones de enfermería y 3 mil 783 atenciones de psicología y trabajo social a pacientes y familiares.
Además, el suscribirse a la Ley de Voluntad Anticipada garantiza que los cuidados paliativos se otorguen y se respete la voluntad del paciente para que tenga calidad de vida.
En el periodo antes mencionado se han adherido siete personas realizando su trámite ante notario público, y 33 pacientes lo han hecho en su unidad de salud con el Formato Oficial.
Las unidades hospitalarias del sistema público, social y privado cuentan con los formatos oficiales para suscribir su voluntad, y el personal ha sido capacitado y sensibilizado en el tema para poder brindar la información necesaria.