Claudia Guerrero y Érika Hernández
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El Presidente Enrique Peña Nieto y el Presidente electo Andrés Manuel López Obrador pactaron ayer el envío de una terna al Senado para elegir al Fiscal General de la República antes del primero de diciembre, fecha en la que iniciará el nuevo Gobierno.
El acuerdo fue sellado durante una reunión privada de casi dos horas en Palacio Nacional, en la que inició formalmente el proceso de entrega-recepción de la administración pública federal.
En conferencia, López Obrador explicó que se generarán las condiciones para que el Senado integre una lista de 10 candidatos a la Fiscalía General.
Esta propuesta será enviada a Peña Nieto, quien deberá seleccionar a tres aspirantes y someterlos a la consideración de la Cámara alta.
A petición del tabasqueño, la terna deberá quedar integrada por Eva Verónica de Gyves Zárate, Juan Luis González Alcántara Carrancá y Bernardo Bátiz, quienes fueron propuestos durante la campaña electoral.
“Llegamos al acuerdo (.) de iniciar el proceso para la elección del nuevo Fiscal General de la República. Queremos tener desde el inicio de Gobierno la Fiscalía General con las dos fiscalías complementarias, la Fiscalía Anticorrupción y la Fiscalía Electoral”, señaló.
“Esto se trató, llegamos al acuerdo de que se va a trabajar de manera conjunta para que podamos tener resultados pronto”.
Cuestionado sobre la ruta para procesar y concretar la designación, López Obrador informó que se apegará a la legislación vigente, pero también al acuerdo político que concretó con Peña Nieto.
“Nosotros vamos a procurar que, en esos 10, estén los tres que dimos a conocer desde hace algún tiempo (…) Esta propuesta del Senado será enviada al titular del Ejecutivo, en este caso el Presidente Peña, y él enviaría de nuevo una terna para que el Senado de los tres elija a uno”, apuntó.
– ¿Usted tiene garantías de que el Presidente Peña va a enviar justo a esos tres?- se le preguntó.
– El compromiso que hicimos es que, si el Senado los incorpora dentro de los 10 a estos tres abogados de prestigio que nosotros presentamos, pues él va a retomar la propuesta- respondió.
De acuerdo con la legislación vigente y una vez que se consume la eliminación del llamado “pase automático”, es necesario que el Congreso apruebe la nueva Ley Orgánica de la Fiscalía General de la República para dar paso al nombramiento de su titular, que podrá estar en el cargo durante un periodo de nueve años.
Avalado este ordenamiento, el Senado tiene un plazo de 20 días para seleccionar una lista de al menos 10 aspirantes a la Fiscalía y enviarla a Peña Nieto.
El Presidente tendrá 10 días para seleccionar una terna y remitirla al nuevo Senado, en el que Morena tendrá la bancada más grande, pero sin la mayoría calificada necesaria para aprobar la designación del Fiscal.
El nuevo titular de la Fiscalía quedará facultado para nombrar y remover a quienes encabezarán las nuevas fiscalías Anticorrupción y contra Delitos Electorales. En ambos casos, la decisión puede ser objetada por el Senado, también con mayoría calificada.
El Presidente electo informó que Peña Nieto también aceptó enviar una iniciativa para volver a crear la Secretaría de Seguridad Pública.